Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Victoria rutinaria del Madrid

Los de Laso superan a un flojo Gipuzkoa (86-70) con Sergio Rodríguez y Rudy Fernández como jugadores destacados

Sergio Rodríguez da un pase ante Iorachevitch Ampliar foto
Sergio Rodríguez da un pase ante Iorachevitch EFE

Insulsa victoria madridista, 86-70, ante un Gipuzcoa que no demostró nada para que el Palacio de Deportes dejara de ser su pista maldita en la que nunca logró la victoria. Y van ocho visitas. El conjunto visitante intentó ponerse duro en defensa de inicio, pero además de cargarse de personales poco más consiguió, porque salvo los fogonazos de talento de Taquan Dean, poco más pudo enseñar.

Real Madrid, 86-Gipuzkoa, 70

Real Madrid (23+21+26+16): Rivers (5), Rudy (12), Reyes (8), Rodríguez (11) y Bourousis (1) -equipo inicial-, Nocioni (9), Maciulis (10), Llull (5), Campazzo (8), Ayón (3), Carroll (10) y Mejri (4).

Gipuzcoa (14+17+19+20): Jordan (4), Doblas (8), Dean (12), Díez (14) y Hanley (13) -equipo inicial-, Huertas, Huskic, Iarochevitch (6), Grimau (11) y Franch (2).

Árbitros: Carlos Cortés, Sergio Manuel y Rafael Serrano. Iarochevitch (min.37), Doblas (m.38) y Mejri (m.40) fueron eliminados por cinco personales.

Palacio de Deportes de Madrid: 8.798 espectadores.

Pablo Laso, además, salió al despiste, claramente, y puso a Felipe Reyes y Sergio Rodríguez en el cinco inicial y como consumados jugadores de mus que son, decidieron que el equipo jugara al tran-tran porque tampoco era necesario mucho más. El 23-14 de final del primer cuarto lo reflejó con nitidez. Ante la falta de ideas y de posibilidades del Gipuzkoa, el entrenador del Real Madrid decidió dar protagonismo a la segunda unidad del equipo. Se volvió a colegir que Salah Mejri sigue teniendo ilusión, pero sólo eso, y que de Gustavo Ayón no se tienen noticias. Dos triples de Facundo Campazzo, ante la inacción de la defensa rival, fue lo único destacable de un segundo cuarto que languideció con un juego deslavazado y adormecedor que concluyó con un 44-31.

El paso por vestuarios no sirvió para reblandecer el juego que, encallado desde el inicio, continuó siendo anodino e insulso con poco más que un intercambio de canastas, 63-48 (min. 28) que no hizo sino reconfirmar que la victoria estaba absolutamente decantada. El tercer cuarto concluyó con un 70-50. La desidia generalizada hizo que el Gipuzcoa se acercara nada peligrosamente en el marcador, 77-65 (min.36) y que Dani Díez, jugador cedido por el Real Madrid en el equipo de San Sebastián demostrara con 14 puntos y 6 rebotes que progresa adecuadamente. Al final, 86-70 en uno de los partidos más flojos del año.

El Barça arrolla al Manresa con récord de triples de Hezonja (101-53)

Hezonja, ante Grimau
Hezonja, ante Grimau EFE

Mario Hezonja ha protagonizado un partido histórico este domingo frente a La Bruixa d'Or, igualando con 8/8 el récord histórico de la Liga Endesa de triples sin fallo en la victoria del Barcelona ante el Manresa en el Palau. Hezonja empezó anotando un triple en el segundo cuarto y se disparó en el tercero con otros cuatro aciertos. Ya con 5/5, en el último periodo continuó su festival anotador para finalizar con 8/8.

De este modo, Hezonja iguala los ocho triples sin fallo que lograran otros cuatro jugadores en la historia de la competición: Oscar Schmidt con el CB Valladolid en la 1994-95, Sasha Djordjevic con el FC Barcelona en Playoff ante el Joventut en 1997-98, Igor Rakocevic con el Tau Cerámica Baskonia frente al Unicaja, también en Playoff 2006-07 y el más reciente, Taquan Dean con el Murcia... exactamente un 1 de febrero de 2009. Entonces Dean lo consiguió frente al ViveMenorca.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.