Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El espíritu de Abrines desarma al Estrella Roja

El Barcelona resuelve con comodidad gracias a los triples y el rebote ofensivo

Tomic trata de frenar a Marjanovic. Ampliar foto
Tomic trata de frenar a Marjanovic. AFP

Robos de balón, asistencias, triples, rebotes, tono defensivo e intensidad ofensiva. Las pinceladas de Abrines en todos los aspectos del juego plasmaron la superioridad del Barcelona en su duelo ante un combativo y dinámico Estrella Roja. El rebote y los triples decantaron la contienda. También el estupendo momento de forma que ha alcanzado el alero mallorquín desde que reapareció tras su última lesión ya hace algunas semanas. Por supuesto, no estuvo solo ante el combativo y entusiasta Estrella Roja. Doellman, Hezonja y, como casi siempre, Tomic sobrellevaron el juego azulgrana en ambos lados de la pista.

BARCELONA, 92; ESTRELLA ROJA, 77

Barcelona: Marcelinho (11), Abrines (15), Thomas (10), Doellman (11), Tomic (12) –equipo inicial-; Hakanson (0), Hezonja (12), Satoransky (5), Pleiss (8), Jackson (0), Lampe (8) y Nachbar (0).

Estrella Roja: Williams (11), Blazic (13), Lazic (7), Mitrovic (6), Marjanovic (12) –equipo inicial-; Dangubic (2), Kalinic (9), Tejic (0), Jenkins (2), Jovic (10) y Zirbes (2).

Parciales: 27-21, 22-17, 21-21 y 22-18.

Árbitros: Ryzhyk (Ucrania), Chiari (Italia) y Foufis (Grecia).

Palau Blaugrana. 5.381 espectadores. Cuarta jornada del Top 16.

El equipo azulgrana se dio un atracón de capturar los balones que volaban sueltos, especialmente en la canasta del equipo serbio. Comprobada la notable altura de los jugadores del Estrella Roja, habrá que convenir que fue una cuestión de posicionamiento y determinación. Ni el gigante Marjanovic ni Zirbes consiguieron cerrarle el grifo al Barcelona en la zona serbia. Y los pívots blaugrana y sobre todo Hezonja se hincharon a rebañar rebotes de ataque. Fue una losa para el equipo de Belgrado, que acabó de desinflarse a medida que fallaban sus cañoneros.

El Estrella Roja se fue desinflando poco a poco, a medida que se veía incapaz de asegurar su rebote defensivo. El Barcelona concluyó con 18 rebotes en ataque y anotó seis triples más que el Estrella. Y en el entrejuego también salió perdiendo en un partido que dio de sí un estupendo duelo entre los pívots, Tomic y Marjanovic. Pero el Barcelona, siempre con Abrines tirando del carro, pero al mismo tiempo con un juego muy colectivo y coral, a pesar de las lagunas del francés Edwin Jackson que no acaba de coger el tono. El Barcelona, tras sus tropiezos en Berlín y Tel Aviv, ha conseguido rehacerse gracias a la inercia de sus buenas actuaciones en el Palau Blaugrana.

CLASIFICACIONES

Grupo E

Real Madrid (4 victorias y 0 derrotas) Maccabi Tel Aviv (3-1), Alba Berlín (2-2), Barcelona (2-2), Galatasaray (2-2), Panathinaikos (2-2), Zalgiris Kaunas (1-3), Estrella Roja (0-4).

Grupo F

CSKA Moscú y Olympiacos (4 victorias y 0 derrotas), Fenerbahçe (2-2), Nizhny Novgorod (2-2), Anadolu Efes (2-2), Armani Milán (1-3), Laboral Kutxa (1-3), Unicaja (0-4).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información