Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Espero que Giménez y Miranda se encuentren”

Simeone estrena pareja de centrales ante el Rayo. Habrá 800 efectivos de seguridad pese a no ser declarado el duelo alto riesgo. Koke es baja

Simeone, en la rueda de prensa. Ampliar foto
Simeone, en la rueda de prensa. EFE

La baja de Godín por acumulación de tarjetas deparará mañana ante el Rayo Vallecano una pareja de centrales inédita en el Atlético. Miranda y Giménez jugarán juntos por primera vez. "Me los imagino tal y como están rindiendo individualmente, Joao en la línea de lo que le conocemos. Entró bien en el partido de Copa ante el Barça y Giménez ha alcanzado una estabilidad que lo avala en el rendimiento. No jugaron juntos nunca y esperemos que se puedan encontrar”, desea Diego Pablo Simeone, que tiene las duda no podrá contar con Koke, que regresó de Barcelona contracturado. Del Camp Nou también salió con molestias Arda, que es duda: “Hicieron un entrenamiento regenerativo e intentaremos salir con los que estén mejor”. La ausencia de Koke  lha dado entrada en la lista a Cani, el fichaje relámpago del mercado de invierno solapado bajo el ruido del regreso de Fernando Torres. “Cani estará en la convocatoria y ya veremos si entra en el once. Venía trabajando al margen, lleva tres semanas entrenándose con nosotros y en cualquier momento estará dentro del equipo para aprovechar su talento”. Con 33 años y cedido por el Villarreal, con opción de compra a final de temporada, Cani ha llegado para poder economizar los esfuerzos de Koke y Arda.

Cani estará en la convocatoria y ya veremos si entra en el once"

Simeone

El duelo es un enfrentamiento antagónico de estilos desde la distinta concepción que uno y otro entrenador tienen del juego. Simeone lo quiere gobernar desde el dominio de los espacios y Paco Jémez desde el control de la pelota. “Cada uno tiene su estilo, vienen de hacer buenos partidos fuera de casa, nos exigirán salir con mucha intensidad y llevar el partido al lugar al que nos interesa. El Rayo es un equipo valiente, juega con velocidad y combinaciones ofensivas en todos los lugares del campo”, analiza El Cholo. Al equipo de Jémez irá cedido el argentino Correa, el acuerdo será cerrado en la comida de directivas, mientras que finalmente Raúl Jiménez permanecerá en el equipo rojiblanco.

El partido llega marcado por la decisión del Atlético de no dejar introducir a los seguidores del Rayo ni bombos, ni pancartas. El duelo no ha sido declarado de alto riesgo, pero habrá un despliegue de 800 policías ante las conexiones que se establecieron entre los Bukaneros y los Riazor Blues, ambos grupos de extrema izquierda, en la reyerta que acabó con la muerte del ultra deportivista Jimmy a manos de seguidores violentos del Frente Atlético, identificados con la ultraderecha. La medida tomada por la dirigencia rojiblanca, además de exigir el DNI, no ha sido del agrado de las peñas rayistas, que han manifestado su intención de no acudir al Calderón.

No dejar entrar a un aficionado con un bombo a animar a su equipo no es luchar contra los violentos".

Paco Jémez

Tampoco ha gustado a Paco Jémez, que se ha pronunciado en contra en un momento en el que el fútbol español está tratando como nunca de erradicar a los violentos de sus gradas”. “No dejar entrar a un aficionado con un bombo a animar a su equipo no es luchar contra los violentos. Luchar contra los violentos es cuando los coges en una reyerta y los metes diez años en la cárcel. No permitirle a un grupo de aficionados que animen a su equipo no lo entiendo. Me parece irracional. Me imagino que ellos tendrán sus motivos y a mí me parece que nos tienen que tratar con respeto porque no somos ni animales ni delincuentes ni nada de eso”, se lamenta Paco Jémez.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.