Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El valor de la simplicidad

Lucas Silva destaca por su polivalencia y calidad en el pase

Apasionado de ecología, es un chaval sencillo que ha superado muchas cribas

Lucas Silva celebra un gol.
Lucas Silva celebra un gol. AS

En su permanente cruzada por reivindicar la esencia del fútbol brasileño, Tostao mantiene que en vez de formar volantes que solo saben robar balones, los técnicos del fútbol base deberían preocuparse por adiestrar jugadores capaces también de armar la jugada. Por eso, celebra ahora la aparición de Lucas Silva, centrocampista brasileño de 21 años y nuevo fichaje del Real Madrid, según confirmó este viernes el club blanco, con el que ha firmado un contraro hasta 2020. Será presentado el lunes a las 13:30 en el Santiago Bernabéu, después de pasar el pertinente reconocimiento médico.

En la Toca da Raposa, centro de formación del Cruzeiro, siempre se valoró el nivel técnico como factor primario en la evolución de sus aprendices. El club acaba de proclamarse campeón brasileño por segundo año consecutivo barajando futbolistas experimentados, figuras emergentes y un prometedor grupo de canteranos. Lucas Silva (Bom Jesús de Goias, 1993) se incorporó al club de Belo Horizonte a los 14 años, tras comenzar en una escuela de fútbol de Goiania. Sus técnicos del fútbol base destacan su carácter maduro y profesional. También la incertidumbre que pasó desde los 15 años para superar tremendas cribas selectivas en el club más importante de Minas Gerais.

Hasta que en 2012 le cambió la vida: primero fue cedido al club Nacional de Nova Serrana para medir su respuesta emocional en el profesionalismo. Luego fue convocado por el técnico Ney Franco para la selección brasileña sub 20 y, finalmente, el Cruzeiro lo recuperó para jugar el campeonato brasileño. Lucas Silva se ha ganado el puesto en medio de una competencia feroz, gestionó el juego del equipo con sencillez y hasta marcó sus dos primeros goles como profesional.

“Lucas no es un centrocampista que ataque mucho”, afirma Juninho, “pero por su talento, su pase y su disparo puede llegar a serlo. En Europa deberá variar su juego: tendrá menos espacios y le presionarán mucho. Pero su camino es el fútbol europeo y la selección”. En 2014 ha sido elegido mejor volante del campeonato brasileño que el Cruzeiro ha vuelto a conquistar. Es uno de los nombres fijos para Alexandre Gallo, responsable de la selección brasileña sub-21 con la que Silva completó una fenomenal actuación la pasada primavera ganando el prestigioso Torneo de Toulon.

En el Cruzeiro destaca por su polivalencia: juega al lado de otro volante de corte más defensivo, como Nilton o Henrique. El técnico, Oliveira exige que guarde la posición y que abarque mucho campo, ya que su equipo libera de responsabilidades defensivas a sus hombres de ataque. Es agresivo en la presión, comete pocas faltas y recupera muchos balones, más por instinto e intuición que por buscar el choque. Apenas cabecea ni se incrusta entre los centrales. Y con la pelota ha aprendido el valor de la simplicidad.

No ataca mucho. En Europa deberá variar su juego: tendrá menos espacios y le presionarán mucho", dice Juninho

Diestro muy técnico, busca jugar a dos toques, distribuyendo juego con criterio y ofreciéndose siempre. Se define como un jugador “simple y objetivo”. Los hinchas celebran la precisión de sus envíos, sus rápidos cambios de orientación y el potentísimo disparo desde media distancia, aunque solo ha marcado tres goles. En la hacienda de su familia en Bom Jesus de Goias cada partido del Cruzeiro se celebra como una fiesta. La madre de Lucas Silva es profesora. Su padre, ingeniero agrónomo. De ellos heredó sus profundas creencias religiosas y su amor por el campo, la naturaleza y la ecología. Un garoto educado, con buena cabeza y gusto por las cosas sencillas. Quizás porque, como mantiene Tostao, “los grandes jugadores no se complican. Tocan, pasan, driblan y finalizan en el momento justo. Hacen todo con simplicidad”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información