Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid respira en Belgrado

Felipe, Rudy y un acelerón en el segundo tiempo desatascan el duelo

Stefan Jovic trata de frenar a Sergio Rodríguez. Ampliar foto
Stefan Jovic trata de frenar a Sergio Rodríguez. EFE

El Real Madrid solventó de la mejor manera posible su espinoso estreno en el Top 16. En Belgrado recuperó las sensaciones que había perdido durante las últimas semanas, el buen nivel de juego colectivo y la chispa de algunos de sus jugadores, en especial de Sergio Rodríguez, tras la lesión que le había apartado del equipo durante casi tres semanas.

El Madrid afrontó el partido atormentado por sus cuatro derrotas en sus últimos cinco compromisos, sabiendo de antemano que le aguardaba el Estrella Roja, una escuadra interesante, con algunas perlas, caso de Mitrovic, y algún otro más experimentado, caso del gigante Marjanovic, de 2,21 metros. Y además, un ambiente explosivo, con cerca de 20.000 aficionados serbios en el Kombank Arena.

Estrella Roja, 72-Real Madrid, 79

Estrella Roja: Marcus Williams (3), Dangubic (0), Lazic (8), Mitrovic (13), Marjanovic (9) —equipo inicial—; Blazic (6), Kalinic (10), Jenkins (7), Jovic (3) y Zirbes (13).

Real Madrid: Llull (5), Maciulis (4), Rudy Fernández (15), Felipe Reyes (13), Ayón (4) —equipo inicial—; Rivers (5), Nocioni (9), Sergio Rodríguez (12), Carroll (2), Bourousis (6) y Slaughter (4).

Parciales: 12-15, 19-19, 14-24, 27-21.

Árbitros: Christodolou (Gre.), Gkontas (Gre.) y Maestre (Fra.).

Kombank Arena de Belgrado. 18.920 espectadores.

Pablo Laso intentó maniatar a los dos diapasones del Estrella Roja. Lo consiguió en el caso de Marcus Williams, pero le costó más con Marjanovic. El puntal de los rojiblancos anotó y capturó rebotes. Su relevo, el alemán Zirbes, también estuvo acertado en el rebote. Cuando se produjo el relevo de los pívots del Estrella, el Madrid abrió brecha (12-20).

Dio síntomas preocupantes el cuadro de Laso porque, además de su déficit reboteador, de repente perdió la brújula y tres balones consecutivos, en el debe de Bourousis, Carroll y Sergio Rodríguez. El Estrella Roja se anotó un parcial de 9-0 y llegó a ponerse por delante (21-20). Se recompuso el Madrid con triples de Rivers y Rudy Fernández, pero Laso relevó a Sergio Rodríguez, que se fue al banquillo haciendo patente su fastidio. Se reprodujo la situación en el tercer cuarto, con una buena salida del Madrid (31-38) y otra remontada del Estrella Roja (40-38). El juego se hizo cada vez más espeso, los contactos cada vez más duros y continuos. Felipe Reyes fue el que mejor respondió en esas coordenadas.

Con el regreso a la cancha de Sergio Rodríguez, el equipo de Laso subió el ritmo

Con el regreso a la cancha de Sergio Rodríguez, jugando al unísono con Llull, con Rudy, Felipe y Slaughter —Laso prescindió de Mejri—, el Madrid aceleró el ritmo y se disparó con cuatro triples consecutivos (43-56). Una vez desatascado su juego de transición, se disparó el equipo de Laso (47-65). A partir de ese momento dispuso de mucho margen para controlar durante los últimos minutos. Lo consiguió aunque sus esquemas chirriaron más de la cuenta durante el apretón de última hora del Estrella Roja (72-77). Al final, el Madrid respiró en Belgrado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información