Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CSD estudia el nombramiento de Gala León

En una respuesta al Senado, el Gobierno advierte de que ha recibido denuncias de “presuntas irregularidades”

José Luis Escañuela, presidente de la Federación de tenis, y Gala León. Ampliar foto
José Luis Escañuela, presidente de la Federación de tenis, y Gala León. EFE

El caso Gala León sigue abierto. La seleccionadora masculina de tenis prepara su primer viaje a un torneo del Grand Slam (Abierto de Australia, desde el 19 de enero) sabiendo que su relación con el grueso de integrantes de La Armada no ha mejorado. Según pudo saber este diario, un representante autorizado de los tenistas ha comenzado a mediar para intentar que la exjugadora no debute en solitario al frente del equipo de la Copa Davis (se formaría un G-2 para la primera eliminatoria de ascenso al grupo mundial, en julio), con vistas a convencerla posteriormente de que deje el banquillo. No es el único frente que tiene abierto la madrileña: tras la denuncia de dos federaciones territoriales, el Consejo Superior de Deportes (CSD) estudia si su nombramiento cumplió con la normativa.

Es el capitán de los últimos tiempos con más respaldo federativo, dicen en la Española

“(...) Cabe indicar que la Real Federación Española de Tenis (RFET) deberá clarificar y acreditar el nombramiento de Gala León como capitana de la Copa Davis, dado que se han puesto de manifiesto presuntas irregularidades sobre su designación, que es competencia de la junta directiva de la RFET”. Así comienza la contestación enviada el día 26 por el Gobierno al senador Narvay Quintero, de Coalición Canaria, que en octubre le preguntó cuáles eran sus planes para mediar en el conflicto.

El organismo quiere aclarar si es cierto que el nombramiento de la entrenadora no fue votado por la Junta directiva, como han denunciado las Federaciones de Castilla y León y Aragón: según los denunciantes, la Junta del 21 de septiembre acordó ofrecer a Carlos Moyà la renovación, y cuando este no aceptó, José Luis Escañuela, presidente de la Federación, decidió nombrar a la directora deportiva sin convocar una nueva reunión. “Sin embargo”, argumentaron fuentes federativas; “Gala León ha sido ratificada dos veces en Junta directiva, y otras dos veces en la Comisión permanente, por lo que se puede decir que es la capitana de los últimos tiempos que cuenta con un respaldo federativo más amplio”. “Además, no tenemos constancia de ninguna carta o requerimiento del CSD pidiéndonos aclaraciones”. ¿Baraja la Federación la opción de que León comparta banquillo con otro técnico que cuente con un mayor respaldo en el vestuario? “Al día de hoy, no”, respondieron desde la institución, donde saben que el calendario concede margen de maniobra.

Un representante de los tenistas media para incorporar un segundo técnico a la capitanía

España descendió del Grupo Mundial en septiembre. Entonces, León sustituyó a Moyà. La seleccionadora debería debutar en julio y contra el ganador del Dinamarca-Rusia, en ambos casos como visitante. “La idea”, explicaron fuentes conocedoras del intento de mediación; “es que alguien se incorpore al equipo técnico para formar un G-2”. “En ese primer cruce, esa incorporación sería quien se sentara en el banquillo, en la pista, dejando a Gala dentro del equipo”, describieron. “Luego, ya en la siguiente eliminatoria, Gala desaparecería”.

La cronología

18 de septiembre. Tras el descenso de España, eliminada por Brasil del Grupo Mundial, la Federación pide a Gala León, directora deportiva desde el verano, que nombre al sustituto de Carlos Moyà.

21 de septiembre. León recibe el encargo de “liderar la capitanía de la Davis”. Se suceden las reacciones en contra de los jugadores.

23 de septiembre. “Puede que se siente en el banquillo y puede que no”, dice Escañuela, el presidente del tenis, que luego la confirma en el cargo.

21 de octubre. Los tenistas se reúnen con León y le piden que dimita como capitana.

26 de noviembre. La oposición le pregunta al ministro Wert en el Congreso por la polémica tras la llegada de la seleccionadora.

Los tenistas cuestionan la capacitación de la seleccionadora —sostienen que nunca ha entrenado al máximo nivel—; su conocimiento del circuito masculino —cuando fue nombrada nunca había hablado con las mejores raquetas españolas—; sus méritos frente a otros candidatos —el exnúmero uno Juan Carlos Ferrero, por ejemplo—; y que no se les consultara su nombramiento. La seleccionadora argumenta que conoce el circuito, que ha entrenado a Silvia Soler y que en las tensiones a las que se enfrenta desde que ocupa el cargo hay un poso machista: “No voy a pedir perdón por ser mujer”, dijo tras reunirse en Valencia con representantes de La Armada. En ese punto, la posición del Gobierno es clara: “En relación con el debate generado por la designación de Gala León (...) los tenistas ya han manifestado públicamente que se ha centrado en criterios deportivos y no de género”, escribió el organismo en su contestación al senador Quintero.

 

 

.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información