Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un engranaje de piñón fijo

El Madrid es el equipo de Primera que menos minutos concede a los suplentes

Ancelotti solo ha modificado su once obligado por las lesiones y prima los automatismos frente a la fatiga

Cristiano saluda al público del Bernabéu antes de ser sustituido por Chicharito en el partido de Liga ante el Celta Ampliar foto
Cristiano saluda al público del Bernabéu antes de ser sustituido por Chicharito en el partido de Liga ante el Celta EFE

Desde el 16 de septiembre, el Madrid es una máquina de ganar y su engranaje, un mecanismo perfecto que funciona a piñón fijo. Ni la perspectiva de una temporada maratoniana que podría alcanzar los 64 partidos; ni los primeros contratiempos en forma de lesiones; ni la cercanía de la disputa del segundo título del curso en Marruecos. Nada modifica el guion de Ancelotti, el entrenador de la Liga que menos minutos concede a sus suplentes, el más fiel a un once tipo que, salvo episódicas alternancias en la portería entre Casillas y Keylor Navas y en el lateral diestro entre Carvajal y Arbeloa, sólo se ha visto alterado por los problemas físicos. La historia se repitió en Almería, donde no hubo rotaciones ni dosificación.

Hasta el encuentro del viernes, Ancelotti había realizado 41 de las 42 sustituciones posibles, pero en el estadio de los Juegos Mediterráneos se guardó dos de los tres cambios. Sólo Coentrão se incorporó con el partido en juego y lo hizo a ocho minutos del final. Sólo ocho minutos más que sumar a la contabilidad más baja de Primera. Los jugadores del Madrid que salen desde el banquillo acumulan 765 minutos, menos que ningún otro equipo; a gran distancia del Barça (1.138) y del Rayo que lidera la lista con (1.373).

—¿No ha tardado mucho en realizar sustituciones?, le preguntaron al técnico en su improvisada comparecencia ante los medios tras la 20ª victoria consecutiva de su equipo.

—Tenía cuatro defensas en el banquillo y atrás me parecía que estaba todo bien. En el centro del campo no veía a ningún jugador cansado ni fuera de posición. Por eso no cambié nada. Además, no es obligatorio hacer cambios. De vez en cuando puedo no hacerlos, resolvió Ancelotti con mucha naturalidad y algo de sorna.

La alineación tipo que abrió el curso en Cardiff acumula 22 partidos y 1.750 minutos de media

La temporada pasada, en su estreno en el banquillo madridista, el italiano agitó sin cesar la pizarra con 49 cambios de jugadores y posiciones en las 15 primeras jornadas: 15 alineaciones distintas con un sinfín de experimentos, que tuvieron en la colocación de Ramos como pivote en el Camp Nou su hito más insólito. Finalmente, cuajó la mezcla, resultó la innovadora ubicación de Di María como volante y el Madrid alzó la Copa y La Décima.

Los avatares veraniegos le desmontaron la sala de máquinas con las salidas de Xabi Alonso y Di María, pero desde el primer partido oficial, en la final de la Supercopa de Europa ante el Sevilla en Cardiff, el italiano apostó por un once tipo que sólo ha retocado obligado por las lesiones de Bale en octubre y las más recientes de Modric y James. La alineación de aquel primer partido del curso —Casillas; Carvajal, Pepe, Ramos, Marcelo; Modric, Kroos, James; Bale, Benzema y Cristiano— acumula una media de 22 partidos (sobre 26 posibles) y 1.750 minutos en las piernas. Arbeloa, que ha saltado al campo en siete ocasiones, es el suplente más utilizado (180 minutos) y completa, junto a Isco y Varane, la lista de los 14 jugadores que superan los 1.000 minutos, liderada por Kroos (1.966) y Cristiano (1.954). Los otros ocho integrantes de la plantilla se quedan muy descolgados en su participación, de los 790 minutos de Illarramendi a los 64 de Jesé.

La temporada pasada, el técnico italiano hizo 49 cambios de jugadores y puestos en 15 jornadas

Ancelotti busca hormigonar a su equipo a base de automatismos, sin reparar en la acumulación de fatiga, convencido de manejar alternativas para solventar cualquier contingencia. “Las lesiones son problemas que llegan de vez en cuando con esta secuencia de partidos, pero los podemos reemplazar bien”, asegura. Como está ocurriendo con la integración paulatina de Illarramendi, el técnico italiano cree que cualquier pieza de la segunda unidad puede encajar en un puzle sólido. El Madrid ha cogido velocidad de crucero, marcha a ritmo de récord y ha mejorado en precisión y puntería: 22 victorias, un empate y tres derrotas en 26 partidos oficiales con 83 goles a favor y 18 en contra.

Los blancos debutarán en el Mundial de clubes el próximo martes 16 en Rabat disputando la semifinal del torneo frente al Cruz Azul mexicano, que derrotó en el minuto 118 de la prórroga con un gol de penalti de Torrado al Western Sydney Wanderers australiano (3-1). El Auckland neozelandés se medirá con los argentinos del San Lorenzo de Almagro en la otra semifinal.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información