Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Samper la toca donde sea

El jugador del filial destacó como organizador en el duelo ante el Huesca al tiempo que se llevó los elogios del técnico Luis Enrique

Samer felicita a Rakitic tras su gol de falta. Ampliar foto
Samer felicita a Rakitic tras su gol de falta. AFP

El Barcelona tuvo a tiro a Toni Kroos, eje del nuevo Madrid. Pero tras mucho estudiarle y evaluarle no se le fichó porque desde el área deportiva entendieron que sería un tapón para Sergi Samper, el mediocentro actual del filial azulgrana y del futuro Barça. Así lo reconocieron desde la directiva, entre risas y admiración mientras unas azafatas del estadio El Alcoraz se hacían unas fotos con el presidente. “A este Samper le falta poco para llegar, ¿eh?”, cuchicheaba uno. “Es que menudo partido se ha marcado”, apuntó otro. “Sí, un partido excepcional”, recogía una voz del cuerpo técnico; “pero no nos sorprende porque ya lo conocemos desde hace tiempo”. Y eso fue, precisamente, lo que le pidió Luis Enrique antes de entrar en el terreno de juego. “Sólo me ha comentado que hiciera lo que lo mismo que con el filial”, reconoció Samper. Y bien que lo hizo.

Encerrado el Huesca en su área, el mediocentro disfrutó de espacios y un segundo de más para organizar el fútbol azulgrana, siempre bien escudado por Iniesta, que daba un paso atrás, y por Rakitic, que lo daba al frente. “Empieza a tener poso y ha mejorado tanto en ataque como en defensa, sobre todo en la transición. Con el balón no tiene problemas, toca, gira, abre y no la pierde, siempre guardando bien la pelota...”, le definen desde el cuerpo técnico. Y no hubo mayor protagonista en el encuentro que Samper, toda vez que hizo un total de 115 acciones —por las 113 de Iniesta— y dio 95 pases bien (más que ningún otro) de los 99 que intentó (un 96% de acierto).

“Es un jugador que me gusta mucho”, convino el miércoles en El Alcoraz el técnico Luis Enrique; “aunque tiene a Busquets y Mascherano por delante”. Un aviso de que la prisa es mala, por más que haya sido titular y completado dos partidos con el primer equipo en esta temporada, uno europeo ante el Apoel y el de Copa frente al Huesca. “Hay que saber llevar la situación porque si no te puedes equivocar”, señaló el jugador tras salir de las duchas; “la prisa no es buena y jugar aquí es un regalo”. Aunque para sus compañeros también lo fue, surtidor de pases y fútbol sin igual. “Intento no ponerme nervioso. Me sentí cómodo en el campo y estoy contento”, reveló el futbolista, que también explicó su cambio de referente: “Antes me fijaba en Xavi y ahora en Busquets, pero intento no perder nada de lo aprendido”.

Con casi toda probabilidad Samper regresará este fin de semana al filial para medirse al Girona, pero quizá sí tenga otra alternativa en la vuelta —“ojalá pueda participar porque es una gran oportunidad jugar en el Camp Nou”, afirmó— contra el Huesca. Y zanjó Luis Enrique: “Puede tener minutos con el primer equipo en cualquier partido y momento. Es un referente del filial y tiene un gran futuro por delante”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información