Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vermaelen prolonga su anonimato

El central azulgrana vuelve a ser baja al recaer de la lesión muscular

Vermaelen, durante un entrenamiento de esta semana. Ampliar foto
Vermaelen, durante un entrenamiento de esta semana. DIARIO AS

Fue en Birmingham primero y en Niza después, donde el Barça realizó parte de su pretemporada, cuando el director deportivo Andoni Zubizarreta y el técnico Luis Enrique convinieron sumar un nuevo central al equipo, problema de Estado en los últimos cursos. “Quizá no necesitábamos más centrales”, argumentan desde el club; “pero a veces para el Barça también hay imposibles y así quedamos completos”. Los imposibles eran Marquinhos y la vieja pretensión de Thiago Silva, ambos del PSG. Y la realidad fue el fichaje de Thomas Vermaelen (Kapellen, Bélgica; 28 años) por 10 millones más otros cinco en variables y otros 3,8 en caso de lograr dos Champions en los próximos cinco años. “Un futbolista con perfil Barça”, aseguran desde el área deportiva. Pero un futbolista inédito que ayer volvió a lesionarse.

Hasta ahora, a Vermaelen se le ha visto con la zamarra azulgrana en un amistoso ante Indonesia sub-19. Una hora de fútbol que festejó en su cuenta de Twitter con una foto. No hubo otra —más allá de esa en la que aparecía con el ciclista Dan Martin antes del Barcelona-Ajax—, atornillado en la rebotica como está. “Es un jugador de rendimiento inmediato”, se aventuró a decir Zubizarreta en su presentación, sabedor de que los médicos aprobaron su estado tras una exhaustiva revisión que duró horas. “Si hubiese habido dudas, no lo habríamos fichado”, aseguran desde la entidad; “y nunca pensamos que la recuperación sería tan larga y con recaídas”. Así, ayer, aunque participó de inicio del entrenamiento —llevaba una semana entrenándose con el grupo— volvió a romperse. “Molestias en los isquiotibiales de la pierna derecha”, rezó el comunicado médico.

Roto en un partido del Mundial cuando defendía a Bélgica, Vermaelen acumula lesiones por definición. En la Premier del año pasado sólo participó en 14 encuentros y en las últimas cuatro temporadas ha estado 565 días de baja, lo que supone cuatro de cada 10 días. “Pero no tiene nada crónico”, defienden desde el club. Algo que también valoraron antes de ficharle, sobre todo porque el Manchester United, a petición del Louis Van Gaal, ascendió su precio de mercado, toda vez que ofrecieron 19 millones por el jugador. Pero sigue sin jugar ni competir. “Se ha fichado por cinco años, no pasa nada porque esté ahora un tiempo sin jugar”, reflexionó la semana anterior Cruyff. Un tiempo que se prolonga y que no tiene fecha de arranque.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información