Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tercera revolución de Ancelotti

La baja de Modric obliga al técnico del Madrid a emprender el tercer gran experimento en el mediocampo en lo que va de temporada

Ancelotti, en rueda de prensa / Kiko Huesca (EFE) / Vídeo ATLAS

Primero cambió a Alonso y Di María por Kroos y James; después reemplazó a Bale con Isco y modificó el esquema; y ahora se propone sustituir a Modric, un futbolista esencial para el funcionamiento colectivo, con Isco o Khedira. A la larga, todas las modificaciones que impulsó Carlo Ancelotti en el Madrid cuajaron. Pero los ajustes casi nunca fueron automáticos. Los seis puntos perdidos en las tres primeras jornadas de Liga dan fe de que los caminos del fútbol no siempre son vías férreas. La visita a Ipurua (18.00, C+L y GolT) no se presenta en el momento más oportuno.

“Khedira ha jugado dos partidos seguidos con Alemania después de la lesión”, dijo Ancelotti en la rueda de prensa previa al partido. “Si se ha recuperado totalmente lo voy a poner. Si no, pondré a Isco de mediocentro”.

El entrenador expuso la problemática que se le presenta desde la lesión de Modric. De sus palabras se extraen sus prioridades para el mediocampo. Primero, que considera que James es más importante que Isco como volante ofensivo. Segundo, que considera a Khedira más solvente que Isco como mediocentro. Y que solo en caso de que el alemán no esté a tope físicamente se planteará la alineación de Isco como escudero de Kroos.

La formación de Isco por delante de los centrales es novedosa. Supondría forzar un poco más la naturaleza de un futbolista desarrollado para imaginar soluciones cerca del área contraria, no de la propia. Pero estos desafíos no son nuevos para Ancelotti. “Si el equipo trabaja como lo ha hecho en los últimos partidos”, dijo, “Isco no tendrá problemas para jugar en esta posición. Tiene que hacer la labor de un mediocampista. Tener calidad con el balón y ocupar una posición correcta para cubrir el espacio delante de los centrales. Cada uno puede hacer esta labor con sus características. Isco con un perfil de calidad. Khedira con un perfil físico de presencia en el campo. Cada uno interpreta la posición a su manera. Yo no pido otra cosa”.

Donde hay problemas, Ancelotti ve soluciones. Así, con aparente calma, ha sido capaz de sortear desafíos tácticos continuos hasta ponerse líder.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información