Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javier Fernández, el gran reclamo de la final del Gran Prix

Barcelona acogerá a los mejores patinadores del mundo entre el 11 y el 14 de diciembre

Javier Fernández, en un momento de la gala de exhibición de la Copa de Rusia el pasado domingo. Ampliar foto
Javier Fernández, en un momento de la gala de exhibición de la Copa de Rusia el pasado domingo. REUTERS

Recién llegado de Rusia y en una parada técnica antes de seguir su viaje rumbo a Canadá, donde vive desde hace unos años, el madrileño Javier Fernández estuvo en Barcelona y asistió a la presentación de la final del Grand Prix que se celebrará entre los días 11 y 14 de diciembre en la ciudad condal. Será la primera vez que una ciudad española acoja una competición de patinaje artístico de este calado. Y Fernández, dos veces campeón de Europa y cuarto en los Juegos de Sochi, el primer y único clasificado por el momento de la categoría masculina, está entusiasmado. “No me podía perder una competición así. Si no me hubiera llegado a clasificar igual dejo de patinar”, bromeó con esa misma sonrisa con la que encandila en sus rutinas. Pero el caso es que le sobró con los ejercicios que hizo el fin de semana pasado y con los que ganó la Copa de Rusia, en Moscú ­–obtuvo 13,01 puntos más que el ruso Voronov, segundo– y ahora es él quien espera a los otros cinco rivales a los que se medirá en la que se considera la competición más importante de patinaje sobre hielo después de los Campeonatos del Mundo.

La competición se celebrará en el Centre de Convencions Internacional de Barcelona, en el Fórum, en la zona litoral de la ciudad. La pista de hielo, provisional, empezará a montarse el próximo 1 de diciembre y las gradas, temporales, tendrán una capacidad total para 5.500 espectadores. A falta de tres semanas para que arranque el evento y antes de que empiece la campaña de promoción del mismo ya se han vendido el 60% de las entradas (el 45% a aficionados de fuera de España) y eso que el cartel todavía está por confirmar. Fernández es el único patinador que tiene asegurada su presencia, además de las dos patinadoras rusas Elena Tuktamysheva y Anna Pogorilaya y de la pareja de danza de los Estados Unidos formada por Madison Chock y Evan Bates. En la final del Grand Prix participan los seis mejores patinadores de cada modalidad y todavía quedan 20 plazas libres que se asignarán los próximos fines de semana según los resultados conseguidos en Burdeos y Osaka.

Del mismo modo que Barcelona hizo una apuesta por las piscinas ahora tiene que hacerlo con las pistas de hielo”

Maite Fandos, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona

Mientras tanto, Fernández seguirá perfeccionando en Toronto sus nuevos programas (el corto y el largo, ambos muy ambiciosos) a la espera de encontrarse en la pista barcelonesa con sus algunos de sus principales rivales, los japoneses Tatsuki Machida y Takahito Mura, por ejemplo. El campeón olímpico, Yuzuru Hanyu, compañero de entrenamientos del español, no sabe si llegará a la cita española pues se recupera de un choque durante el calentamiento en una competición reciente en China.

La celebración de esta cita en España sirve también para reivindicar la atención a los deportes de hielo, especialmente ahora que hace poco más de un mes que la Federación tiene nuevo presidente: Frank González. “Me han dicho que las cosas van a cambiar, que va a haber una reforma importante”, concedía Fernández, que se marchó a los Estados Unidos con 17 años para poder entrenarse con los mejores. “La idea es que los que vengan detrás de mí no tengan que emigrar para llegar a la élite. Estar obligado a irte de tu país es duro”. Ante el envite del deportista, los representantes de las instituciones no escurrieron el bulto: en los próximos años debe haber, como mínimo, dos pistas más en España (actualmente hay 12 en todo el país) y se baraja a Barcelona, Valencia y Zaragoza para acogerlas, según el vicepresidente de la Federación, Marcos de Robles. Y la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Maite Fandos, añadió: “De la misma manera que esta ciudad hizo una apuesta por las piscinas ahora tiene que hacer lo mismo con las pistas de hielo. Hay muchas modalidades de deportes de hielo y se necesitan más pistas para que podamos ver a más chicos como Javier”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información