Los dardos de Fernando Alonso

El piloto, que acabó los libres del jueves con su F14T en llamas, usa los micrófonos para mejorar las condiciones de su salida de Ferrari

Fernando Alonso intenta apagar el fuego de su Ferrari.
Fernando Alonso intenta apagar el fuego de su Ferrari.

Van pasando los días y el futuro más inmediato de Fernando Alonso sigue sin oficializarse, por más que todo parezca dispuesto para que el español, de 33 años, deshaga el camino que emprendió a finales de 2007 y regrese a McLaren, presumiblemente en el puesto de Jenson Button aunque tampoco esté claro que Kevin Magnussen tenga el volante asegurado. A día de hoy, el asturiano hace todo lo posible por reflejar una imagen de dominio absoluto de la escena, asegurando que lo tiene todo bajo control, que el plan trazado hace ya varios meses va sobre lo previsto y que correrá donde quiera. Eso no es del todo así porque está claro que su primera elección sería ponerse al volante de un Mercedes, cuando resulta que la marca de Stuttgart tiene contrato con Lewis Hamilton y con Nico Rosberg con vistas al curso que viene. Al margen de esto, Alonso parece más preocupado en estos momentos por saber cómo terminará su relación con Ferrari que por el acuerdo que pueda firmar a partir de entonces, en el caso de que no esté ya cerrado.

El ovetense es un especialista en mandar recados, y los últimos dardos han ido dirigidos al que ha sido su equipo en los últimos cinco años y a quien será su relevo. El contrato que le vincula a la estructura de Maranello todavía no parece haberse resuelto del todo y su estrategia se basa en ejercer tanta presión como pueda para salir de allí lo mejor parado posible. Al menos, esa es la lectura más lógica. En cuanto a Vettel, el alemán vive una situación casi cantinflesca. Hace más de un mes que Red Bull anunció que se marchará a final de temporada, y, sin embargo, ni él ni la escudería a la que llegará lo han dicho todavía, por más que sea evidente que se vestirá de rojo. Para Alonso, tratar de poner nervioso al chico de Heppenheim empleando a la prensa como transmisor no es más que un divertimento.

“Tengo la posibilidad de ir casi a cualquier equipo en el momento que quiera. Tendré que ver cuál es la mejor opción. O puede que lo mejor sea renovar con Ferrari a largo plazo, algo de lo que llevamos hablando casi todo el año”, soltó el jueves el bicampeón del mundo, que en los primeros ensayos celebrados en Interlagos terminó con su F14T en llamas, y a un segundo de Rosberg, que fue el más rápido.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS