Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cantera contra el gigante

El Cornellà, que cuenta con una de las mejores escuelas de formación, recibe al Madrid

Campo del Cornellà. Ampliar foto
Campo del Cornellà.

“Una empresa no se crea para hacer dinero, eso es el resultado. La empresa se crea para generar un valor. Para nosotros es lo mismo. Nuestro valor es generar futbolistas y el resultado es un Jordi Alba”. Así define la misión del Cornellà el presidente Álex Talavera. El lateral azulgrana es una de las perlas que pasó por la cantera del Cornellà y que cuando fichó por el Barça dejó 1,4 millones de euros en las arcas del club. Como Alba, se formaron en el fútbol base del Cornellà jugadores como Rubén Miño (Mallorca), Víctor Ruiz (Villarreal), Ignasi Miquel (Norwich), Keita Baldé (Lazio) o Ilie Sánchez (1860 Múnich). “Alguien hizo un ranking y nos colocó como la segunda mejor cantera de Cataluña. Es una perceptiva”, explica el director deportivo Andrés Manzano; “para nosotros lo importante es competir contra el Barça y el Espanyol”.

El presupuesto del Cornellà es de un millón de euros y destina el 75% al fútbol base. Números muy lejanos a los del Barça y el Espanyol. El club azulgrana invierte cerca de 25 millones mientras que el blanquiazul se queda en 4,5 millones. El Cornellà, sin embargo, los trata de tú a tú. “Si alguien le pregunta a uno de los chavales del Barça en que campo le cuesta más jugar, seguro que el nuestro es uno de esos”, asegura Manzano. El Cornellà, que tiene un convenio de colaboración con el Barcelona y está a punto de cerrar otro con el Oporto, vio marchar este verano a 17 de sus chicos. “Tenemos la primera cantera no profesional de Cataluña. Nuestra filosofía de club es crear un fútbol base de élite”, suma Talavera.

El presupuesto del Cornellà es de un millón de euros y destina el 75% al fútbol base

El Cornellà cuenta con cerca de 900 niños en su fútbol base y 66 equipos. La cuota del club es de 420 euros y sólo 150 chicos están becados. “El fútbol tiene un problema que es cortoplacista. Aquí llevamos mucho tiempo las mismas personas”, subraya Manzano. “Nosotros no vivimos de esto. Sin embargo, somos más profesionales que muchos de los que sí viven del fútbol”, concluye el entrenador Jordi Roger. El sueldo medio de la plantilla del Cornellà es de 800 euros. “Algunos pueden estudiar, pero otros tienen que trabajar. Lo hacen de camareros, en la obra o cargando bicicletas”, cuenta el capitán, David García, toda una excepción en el mundo del fútbol. “Soy dentista”, dice; “yo lo tengo bien montado porque me arreglo mis horarios, pero tuve compañeros que no podían compaginar el trabajo con los entrenamientos”.

David García, capitán del Cornellà. ampliar foto
David García, capitán del Cornellà.

“Esto es una locura”, cuenta García sobre el choque frente al Madrid, que tiene un prepuesto 540 veces más gordo. El huésped obliga a una mudanza. El Cornellà deja su campo para 3.400 personas y se traslada a escasos 50 metros. El Espanyol le cedió el Power8 para una noche histórica en la que ya cuentan con 27.000 entradas vendidas. “Viene el mejor del mundo”, explica el lateral Arnau, que ya sabe lo que es jugar contra el Madrid. En 2009, el Cornellà disputó los cuartos de final de la Copa del Rey Juvenil frente al conjunto blanco de Morata, Carvajal, y compañía (1-5). “Recuerdo el ambiente que había en nuestro viejo campo de Vía Férrea, tenía capacidad para 1.000 personas y había 2.000”, cuenta Arnau, uno de los cinco jugadores del Cornellà actual que disputaron aquel duelo. Hoy se volverán a encontrar.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.