Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
FC BARCELONA

“Al final ha sido un descontrol”

Los jugadores y el técnico del Barcelona hacen autocrítica de la derrota

Xavi, durante el encuentro. Ampliar foto
Xavi, durante el encuentro. AFP

Era la segunda vez que Luis Enrique se sentaba como entrenador en la sala de prensa del Santiago Bernabéu y, como en la primera, tuvo que explicar una goleada en contra. El seis de enero de este mismo año analizó en poco más de tres minutos el 3-0 que encajó su Celta de Vigo y en esta ocasión dedicó algo más de siete para explicar el 3-1 en su primer clásico. "Hemos empezado bien, pero en cuanto recibimos el primer tanto comenzamos a encajar situaciones de gol relativamente claras. Pudimos hacer el 0-2 para adelantarnos con mayor claridad y fue una primera parte de toma y daca continuo, pero la segunda nos ha costado más. Nos han penalizado en jugadas importantes, hemos cometido errores y el rival ha estado a un nivel muy bueno y ha ganado de manera merecida", resumió.

Contra el PSG merecimos más. Esto es diferente. El Madrid fue el que mereció más"

Luis Enrique

El técnico azulgrana no valoró la derrota desde la perspectiva física. "No creo que sea un tema de que nos desinfláramos. Es un tema de que dejamos de generar ocasiones de gol. Nos costó más entrar en el partido, evidentemente debido al rival. El segundo gol viene de una jugada de estrategia en la que hay diferentes bloqueos y aprovechan esa situación y el tercero viene precedido de un error nuestro. Ese tercer gol nos ha hecho bastante daño y nos han castigado con numerosas contras", dijo.

Cuestionado sobre las dudas que podría proyectar el partido sobre el estilo de su equipo, Luis Enrique despejó con contundencia. "Las derrotas pocas veces refuerzan. Es una derrota que deja claro que hay rivales tan buenos como nosotros e incluso como hoy, mejores. Hay que rectificar errores porque sino te pueden ganar con claridad", señaló antes de calificar la actuación de Luis Suárez, novedad en el once inicial. "No me arrepiento de haberle dado la titularidad. Ha hecho más de lo que me esperaba. Ha estado bien y con ritmo. Lo hemos cambiado por el tema físico. Esperaba otro tipo de partido. No uno en el que no fuésemos tan poco contundentes en defensa. Eso hay que corregirlo porque si no cuesta mucho. Como ha pasado hoy".

Pensamos que podíamos ganar, empezamos bien y tuvimos el 0-2, pero la jugada del penalti cambió el partido"

Claudio Bravo

Como en París ante el PSG el Barcelona encajó tres goles y perdió otro partido ante un rival de colmillo. "Los juicios a final de temporada. Contra el PSG merecimos más. Esto es diferente. El Madrid fue el que mereció más. Las derrotas son parte de este aprendizaje. Espero que con esta derrota se palien errores. Hay que hablarlo entre todos. Al final veremos si somos merecedores de algo", resolvió sin excusas. "El penalti es penalti y punto", cerró.

Piqué, protagonista del despeje que supuso la pena máxima con la que Cristiano empató el clásico, fue más evasivo en su explicación de la jugada. "Yo no puedo hacer desaparecer la mano. Cuando sepamos el criterio exacto podremos decir si es penalti o no. Nos vamos con la sensación de que podíamos haber hecho mucho más. Jugamos unos buenos primeros 30 minutos, pero luego se ha visto que tenemos que mejorar. Tienen jugadores muy rápidos y al final ha sido un descontrol y ha llegado el tercero. El resultado es justo, pero queda mucha temporada", contó el central.

Yo no puedo hacer desaparecer la mano. Cuando sepamos el criterio exacto podremos decir si es penalti o no"

Gerard Piqué

"Sentí un alivio muy grande por poder jugar con mi equipo después de tanto tiempo", apuntó Luis Suárez. "La situación es agridulce, pero este equipo se levantó de mucha situaciones duras. Es difícil jugar contra el Madrid y más por cómo venían de entonados. Yo estaba físicamente en condiciones pero sabía que la intensidad no permitiría aguantarlo todo", analizó. "Nos vamos con sensaciones negativas", añadió Bravo, que perdió su condición de imbatido. "Pensamos que podíamos ganar, empezamos bien y tuvimos el 0-2, pero la jugada del penalti cambió el partido. No hubo bajón, pero nos costó tener el control del balón en la segunda parte", dijo el guardameta chileno. Su argumento lo completó, Xavi Hernández. "Ellos a la contra se sienten muy cómodos. Con el 0-1 no deberíamos haber alargado las posiciones y perdonamos el 0-2 y aquí no se puede perdonar. Ellos viven de las contras. Creemos en lo que estamos haciendo", cerró el capitán. Iniesta que acabó sustituido por un problema en el gemelo de su pierna derecha será sometido a pruebas este domingo en Barcelona para determinar el alcance de la lesión.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información