Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El zoólogo del gol

Jackson Martínez, en un equipo españolizado, ha sido pantera, jaguar y dragón.

Jackson Martínez, celebrando un gol contra el Sporting en la copa portuguesa. Ampliar foto
Jackson Martínez, celebrando un gol contra el Sporting en la copa portuguesa. EFE

De no haber sido futbolista, Jackson Martínez debería haber sido zoólogo. Los animales le persiguen. Al delantero colombiano, los más le apodan “Cha cha cha”, que tiene su lógica por su manera de jugar. Los menos, menos imaginativos, le llaman “la pantera”. No es el único animal que le muda la piel. Antes de llegar a Oporto, jugó en los jaguares de Chiapas, en México, y ahora defiende la camiseta de los dragones. Y hoy se enfrenta a los leones. Todo un compendio zoológico para un depredador del área. Jackson Martínez lleva él solito los mismos goles que el Athletic en toda la temporada, 10, y los hace mudando de piel según exija el guion: a veces sigiloso como la pantera, a veces brutal como el jaguar y a veces echando fuego en el área como los dragones. Es el portavoz de un equipo donde predomina el español en todos sus acentos.

El presidente del Oporto, Pinto da Costa, sorprendió contratando a Julen Lopetegui, con escaso historial en el fútbol de clubes, para recuperar la jerarquía perdida, siempre amenazada por Benfica y Sporting. El billar a tres bandas es la medida futbolística de Portugal. La llegada de Lopetegui abrió aún más el peaje de la autopista de España a Portugal, y hoy el Oporto es un club medio español, medio mexicano y medio colombiano.

Los brasileños forman parte del paisaje portugués desde hace décadas. De España han llegado Andrés Fernández (exportero de Osasuna), José Ángel (ex de la Roma y la Real Sociedad), Marcano (Olympiacos), Oliver Torres y Adrián (del Atlético), Campaña (Sampdoria), Tello (Barça) y Adrián (Atlético). A su idioma se suman Herrera o Reyes (México) o Quintero (Colombia) y exjugadores del fútbol español como Brahimi o Casemiro. Será un ritual como el que Lopetegui escenificó ayer alabando las virtudes rojiblancas más allá de la clasificación de ambos. La pantera, el jaguar, el dragón Jackson Martínez también tenía la lección aprendida: “No debemos subestimar al Athletic”. Influye que el Oporto fuera eliminado el sábado de la Copa por el Sporting (1-3) en el estadio Do Dragão. Ahora el que echa humo es el singular presidente Pinto Da Costa.

El Oporto fuer eliminado el sábado de la Copa por el Sporting (1-3) en el estadio Do Dragão

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información