Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nadal no despeja dudas

El balear vence a Bolelli en Basilea pero no aclara si jugará la Copa de Maestros.

Rafa Nadal, durante el partido contra Simone Bolelli. Ampliar foto
Rafa Nadal, durante el partido contra Simone Bolelli. AFP

Para cuando Rafael Nadal vence 6-2 y 6-2 al italiano Simone Bolelli en su debut en el torneo de Basilea, el tercero de su cuenta desde que se incorporó a la competición tras tres meses de baja por una lesión en la muñeca derecha, la duda sigue siendo la misma: si el campeón de 14 grandes, que sufrió un principio de apendicitis durante el Masters 1.000 de Shanghái, será capaz de aguantar sin operarse hasta que acabe la temporada, o tendrá que pasar por el quirófano antes.

Nadal se enfrentó al encuentro “con miedo”. Preocupado por cómo mezclarían los antibióticos que ha consumido estos días, las defensas bajas y la adrenalina de la competición, que a lo largo de su carrera ya le han producido roturas de fibras de pesadilla. Sin ritmo de entrenamientos ni partidos. "Será una de las primeras rondas más peligrosas que jugado en mucho tiempo en un torneo de categoría 500", dijo.

Bolelli quiso escarbar en esas dudas. Vio a un Nadal un tanto lento, pero se topó también con un Nadal granítico. El español hizo mucho por tapar las fisuras de la inactividad, y avanzó hasta la siguiente ronda, donde le espera el francés Pierre-Hugues Herbert, un sacador. Su victoria, en cualquier caso, no responde a la pregunta que le rodea estos días: ¿decidirá operarse antes de que acabe la temporada, o finalmente participará en noviembre en la Copa de Maestros?

Dejó, eso sí, una pista: “No tengo metas importantes en lo que queda de año. Simplemente quiero disfrutar del tenis”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.