Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedalear hasta agotar el crédito

Los especialistas consideran que intentar ganar Giro, Tour y Vuelta el mismo año está más allá de los límites humanos

Contador, Nibali y Froome, durante la Dauphiné 2014. Ampliar foto
Contador, Nibali y Froome, durante la Dauphiné 2014. AFP

Mientras Oleg Tinkov, el dueño del Tinkoff de Alberto Contador, pone sobre la mesa un millón de euros para que se lo repartan entre ellos aquellos campeones ciclistas —los así llamados cuatro tenores: su Contador, Nibali, Froome y Quintana— que osen desafiarse en las tres grandes una misma temporada, en París se presenta el miércoles el 102º Tour. Serán tres semanas en julio, según lo que se ha podido saber, tan montañosas y duras que convierten, ya antes de que alguien se la plantee en serio, en un desafío imposible a los límites del rendimiento, la idea del millonario ruso.

Aunque Raphaël Geminiani (en 1955) y Gastone Nencini (en 1957, el año que ganó el Giro) lograron quedar entre los 10 primeros de las tres una misma temporada, ningún corredor en la historia ha intentado ganar el mismo año Giro, Tour y Vuelta, ni siquiera el Eddy Merckx de sus mejores años, una época en la que la Vuelta y el Giro se corrían en primavera solamente separados por un par de días(y sin embargo, Merckx, en 1973, y Giovanni Battaglin, en el 81, fueron capaces de triunfar en el empalme).

El mito Lejarreta

Cuatro españoles han corrido más de una vez las tres grandes el mismo año: Marino Lejarreta (1987, 1989,1990 y 1991); Bernardo Ruiz (1955 a 1957), Eduardo Chozas (1990 y 91) y Carlos Sastre (2006 y 2010).

Ninguno ganó ninguna los años del triple, pero Lejarreta fue el que más cerca estuvo. Fue en 1991. Comenzó con un podio en la Vuelta tras Mauri e Indurain, y fue 5º en el Giro, pero al Tour llegó agotado (53º).

Y no necesita conocer el recorrido tan duro del Tour 15 Jesús Hoyos para poder afirmar tajante: “Disputar las tres pensando en la victoria en un mismo año es imposible”. Para Hoyos, médico del Movistar de Nairo Quintana y Alejandro Valverde, dos de los posibles candidatos a intentar el triple mortal, solo se pueden disputar como mucho dos al año con garantías. Y no dos cualquiera. “Es mucho más factible un doblete Giro-Vuelta, como demostró Contador en 2008, que un posible Giro-Tour o un Tour-Vuelta. La experiencia dice que si introduces el Tour en la ecuación la cosa se complica muchísimo. Y siempre tendrán ventaja los que no intenten ganar dos, pues estarán más frescos en la que elijan. Si disputan tres, es imposible físicamente encontrar tiempo de recuperación, pues están separadas por apenas un mes. Y ello sin contar con el cansancio psicológico”.

El siciliano Vincenzo Nibali ha sido el único ciclista que ha hablado alto y claro contra la idea de correr las tres al máximo. Más que problemas fisiológicos, el ganador del último Tour cita el cansancio psicológico como mayor argumento. Dadas las formas de entrenamiento actuales, con largas concentraciones en aburridas y lejanas montañas, para los corredores es más dura la preparación que la carrera en sí. “Habría que tener una motivación única para intentarlo con éxito”, dice el fisiólogo Alejandro Lucía. “El mayor obstáculo es psicológico. Fisiológicamente no sé si sería posible. O hasta que no se demuestre lo contrario. También antes de que Bannister lo lograra, parecía imposible correr la milla en menos de cuatro minutos”.

Nibali, en su paseo triunfal en la última etapa del pasado Tour. ampliar foto
Nibali, en su paseo triunfal en la última etapa del pasado Tour. EFE

Lucía, que ha efectuado diferentes estudios sobre el desgaste hormonal que supone correr una gran vuelta, recuerda cómo Bradley Wiggins acabó destrozado psicológicamente tras su preparación para ganar el Tour del 12. “Y solo fue una carrera, no las tres”, dice Lucía. “Además, habría que ver cómo se recuperan los ciclistas entre una carrera y otra del descenso de la producción de hormonas que llevan al organismo a agotar su capacidad de respuesta máxima. El cuerpo funciona con un sistema de créditos limitado que se agotan. Es complicado que el sistema simpático, el que da la máxima respuesta al estrés, el que permite que la frecuencia cardiaca llegue al máximo, funcione igual en las tres grandes. Normalmente, los corredores, a menos que uno sea tan superior a los demás como lo era Merckx, que no necesitaba estar al 100% para ganar, terminan sufriendo lo que se llama sobreentrenamiento, que impide que la frecuencia cardiaca alcance sus máximos habituales, ya que es una especie de defensa del cuerpo contra las maladaptaciones cardiacas. Como mucho, este desafío de las tres solo se podría hacer un año”.

Aunque a veces cueste encontrar la diferencia, los ciclistas no son como las ratas de laboratorio a las que científicos sádicos obligan a realizar ejercicio interminablemente presionándoles la cola, por ejemplo. “Tras un experimento de ese tipo publicado en la revista Circulation”, dice Lucía, “las ratas, a las que se forzó a un ejercicio equivalente a correr Giro, Tour y Vuelta seguidos, acabaron desarrollando arritmia cardiaca”.

Ratas a las que se forzó a un ejercicio equivalente acabaron desarrollando arritmia

Nueve corredores —Coppi, Anquetil, Merckx, Hinault, Battaglin, Roche, Indurain, Contador y Pantani— han conseguido en la historia un doblete que se ha producido en 16 ocasiones ya que varios corredores, como Merckx, Coppi, Hinault, Anquetil e Indurain lograron varios. El más repetido (12 veces) ha sido Giro-Tour. Tres veces se ha repetido el doblete Giro-Vuelta y solo en una ocasión (Anquetil en 1963) el Vuelta-Tour, entre otras razones porque los grandes despreciaban tradicionalmente la ronda española: antes de 1995, cuando se fijaron las fechas actuales, porque el Giro les ofrecía mejores condiciones; después, porque muy pocos ganadores del Tour se apuntaron a la Vuelta (solo Pereiro en 2006, Sastre en 2008, y subió al podio español, y Andy Schleck en 2010, antes de saber que descalificarían a Contador de su Tour, y el luxemburgués duró nueve días, antes de que el equipo le retirara después de que le vieran a altas horas tomando cervezas con su compañero O'Grady).

Conscientes de que quienes repiten carrera ofrecen una ventaja a quienes se centran en una, en 2014 solo Contador de entre los grandes ha anunciado que correrá el Giro antes del Tour (y deja abierta la incógnita de la Vuelta). Aunque a Nibali, el ganador del último Tour, le gustaría correr el Giro, su jefe en el Astana, Alexander Vinokúrov, se opone.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información