Gerard Piqué

Piqué, acusado de “desobediencia a la autoridad”

El central del Barcelona se enfrenta a la Guardia Urbana tras ser multado a su regreso del partido de la selección contra Luxemburgo

Piqué discute con la Guardia Urbana.
Piqué discute con la Guardia Urbana.AS

Gerard Piqué, jugador del Barcelona y de la selección española, protagonizó en la madrugada del pasado lunes un incidente con miembros de la Guardia Urbana de Barcelona, al regreso del partido que disputó en Luxemburgo con La Roja, incidentes que han sido confirmados por el entorno del central catalán, que con matices, han reconocido los hechos por los que fue multado. Según consta en las diligencias abiertas, desvelados por La Vanguardia, el origen de la denuncia radica en que el vehículo donde se encontraban Piqué y su hermano Marc llevaba “15 minutos parado en el carril bus que hay en la calle Trías Fargas, entorpeciendo la circulación de los taxis que tienen parada en esa misma zona". Fuentes próximas al jugador desmienten la mayor: “Ni dos minutos llevaban parados”, pero avisan: “Da igual, Gerard asumirá las consecuencias de la denuncia por un hecho que lamenta”.

Tras ser multados los hermanos Piqué, que se encontraban en el interior del vehículo, Gerard discutió con los agentes de la patrulla, a quienes reprochó su actitud con frases como "me tenéis envidia porque soy famoso", "me estáis multando porque vais a comisión, porque no tenéis dinero y os tenéis que llevar comisión", "esta denuncia va a quedar en nada porque llamo a tu capo y me la quita", "voy a hablar con tus jefes y se te va a caer el pelo", "sois unos chulos y os creéis los amos del mundo por llevar ese uniforme y multar a la gente", "esta multa la va a pagar tu padre", "sois una vergüenza, me da asco vuestro trabajo y la Guardia Urbana es una puta vergüenza", que según desveló La Vanguardia constan en el informe policial. Fuentes del entorno del jugador aseguran que “de lo dicho, la mitad. Es la palabra de Gerard contra la de la Guardia Urbana, pero no dijo ni la mitad de lo que dicen que dijo”.

Me tenéis envidia porque soy famoso", dijo Piqué según el informe policial

Según el relato de los hechos que se desprende de la denuncia, los agentes entregaron la multa al hermano del jugador, que había permanecido dentro del vehículo. Piqué se la arrancó de las manos, hizo una pelota con el papel y la arrojó a los pies de los urbanos. Acto seguido, se fue con unos amigos hacia la puerta de acceso del Casino de Barcelona, a escasos metros donde se produjo el incidente. Según testigos presenciales, información confirmada por el entorno del jugador, Piqué no llegó a entrar en el local y se marchó en el coche de su hermano de la zona. Por los hechos, Piqué está acusado de una falta de respeto y desobediencia leve a la autoridad. Aunque no es un delito grave, el jugador deberá responder ante un juez en un próximo juicio de faltas.

De hecho, esta misma tarde, Piqué, a través de su cuenta personal en twitter ha pedido disculpas al escribir: “Se ha exagerado mucho lo que dije pero, en cualquier caso, lo siento, me he equivocado y no volverá a ocurrir”, ha dicho al saber que lo acontecido había salido a la luz, cosa que esperaba desde el mismo momento de los hechos dado que numerosas personas registraron el incidente con sus teléfonos.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50