Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jugar con España tiene premio

Muguruza, que debe elegir entre La Roja y Venezuela antes del día 7, tiene ofertas de patrocinio vinculadas a que opte por la primera.

Garbiñe Muguruza. Ampliar foto
Garbiñe Muguruza. Getty Images

Garbiñe Muguruza, que es la número 23 mundial y este curso ha ganado a la número uno y a la número dos del planeta, tiene que elegir antes del 7 de noviembre si es internacional con España o con Venezuela. De su decisión, que supone jugar en 2015 con uno de los dos países la Copa Federación, versión femenina de la Copa Davis, no solo depende que pueda competir en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Según pudo saber este diario, también están en juego una serie de contratos de patrocinio en cuya propuesta preliminar se incluye la obligatoriedad de que elija vestirse con la casaca rojigualda.

"Hay menos de cinco compañías españolas con presencia internacional interesadas", explicaron fuentes de la empresa IMG, que representa los intereses de la tenista, de 21 años. "Creemos que en el caso de Garbiñe lo mejor está por venir, y por eso estamos yendo despacio en las negociaciones, sin correr ni ser agresivos", prosiguen. "Si se produce la firma de estos contratos, habrá que reconocer la importancia del Consejo Superior de Deportes por habernos abierto la puerta de varias compañías con las que ahora hay conversaciones encaminadas".

Aunque ni esta ni otra fuente de IMG quisieron confirmar ni negar si en todos esos casos había una cláusula que asociaba la posibilidad de cerrar las negociaciones a que la tenista jugara con España, dos personas conocedoras de los detalles confirmaron ese extremo. Todas las fuentes consultadas adujeron que el principio de confidencialidad les impedía dar a conocer las cifras de los patrocinios o si había otras ofertas vinculadas a que la jugadora eligiera la bandera venezolana. "Todos los escenarios están hablados", advirtió una.

Los agentes de la tenista reconocen el impulso del CSD en las negociaciones

Tras una reunión mantenida esta primavera con Miguel Cardenal, secretario de Estado para el Deporte, Muguruza conoce el firme interés del gobierno porque represente a España. Los representantes de Venezuela le han hecho llegar también su voluntad de hacer todo lo posible porque elija sus colores. La jugadora, de padre español y madre venezolana, nació en Caracas y reside en Barcelona. Según fuentes consultadas, Muguruza, de 21 años, todavía no ha tomado una decisión y ponderará muy especialmente el consejo de sus familiares. En su muy detallado plan de acción, sin embargo, no se tuvieron en cuenta sus muchos éxitos deportivos. La hispanovenezolana pensó que tendría casi todo octubre para ponderar su futuro, aprovechando el final de temporada. Cuando arrancó 2014, nada le podía hacer pensar que formaría parte de la Copa de Maestras, en Singapur, para la que se ha clasificado junto con Carla Suárez para jugar en la especialidad del dobles y pese a que solo compiten desde este año. Tampoco podía prever que tendría opciones de acudir a Sofía a competir una suerte de Masters B, que reúne a ganadoras de torneos con buena clasificación que no hayan entrado en el torneo principal. Las dos citas le han obligado a que siga centrada en la competición. El tiempo, en cualquier caso, no se frena. Tiene que decidir en menos de un mes, para que pueda competir el fin de semana del 7 de febrero de 2015 con España o Venezuela. Pasan los días, y por ahora solo una cosa está clara: jugar con La Roja tiene premio.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información