Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gloria a Totti

El gol del medio del Roma al Manchester City lo convierte en el más veterano en marcar en Champions (1-1)

El Oporto remonta en un duelo muy emocionante y empata al Shakhtar con dos goles de Jackson Martínez (2-2)

Totti, en el momento de marcar a Hart. Ampliar foto
Totti, en el momento de marcar a Hart. AFP

Manchester City, 1-Roma, 1. Arrancó con unas revoluciones impropias de esos 38 años y tres días. Se plantó en el pico izquierdo del área y, silencio, se paró el tiempo en el Etihad al picar cruzado, con la derecha, al palo contrario de Joe Hart. Totti se convirtió en el goleador más veterano de la historia de la Champions. Y el fútbol asociativo del Roma descolocó a un City supeditado al pase de Silva. Totti, que nunca había marcado en Inglaterra, igualó el tanto inicial de Agüero, de penalti, tras una falta de Maicon sobre el propio Kun (1-1).

Sporting, 0-Chelsea, 1.José Mourinho se marchó del estadio José Alvalade saludando a sus fans y compatriotas con ese porte imperial que le distingue en la victoria. El gol de cabeza al segundo palo de Matic, a pase de falta de Cesc Fàbregas (otra asistencia del mediocampista catalán), sirvió para derribar a un Sporting solo peligroso a través de los disparos desde fuera del área de Nani

Shakhtar, 2- Oporto, 2. Duelo muy emocionante en el estadio Arena de Liv, desplazado a esa ciudad el Shakhtar por la guerra, con un Oporto que remontó al final con dos goles de Jackson Martínez, el primero de penalti y el segundo tras un centro del español Tello. Los tantos ucranios llegaron de sendos fallos defensivos de los jugadores de Julen Lopetegui, el primero tras enredarse Óliver Torres en un regate en su propia área. El Oporto había fallado un penalti anterior (Brahimi).

CSKA, 0-Bayern, 1. Al son que marcó Xabi Alonso, el Bayern amasó la pelota en Moscú (un 73%), vivió en el campo de un CSKA demasiado conservador y cazó la victoria de penalti (Müller) en un campo sin público: en el estadio Khimki, a 20 kilómetros de Moscú, el club ruso cumplía la sanción de la UEFA por los cánticos racistas de sus aficionados en un partido de la pasada edición de la Champions en Pilsen ante el Viktoria. El conjunto de Guardiola solo sufrió un par de contragolpes de Musa en la primera parte, anulados por Neuer. En la segunda, el Bayern fue tan superior que llegó a alcanzar un punto de monotonía, como consecuencia de no poder concretar su hegemonía en algún otro gol para desmelenarse. Le faltó acierto en el último pase o se le atascó el gatillo en el último momento.

Schalke, 1-Maribor, 1. El refrescante conjunto esloveno dirigido por Zlatko Zahovic volvió a sorprender ayer con el gol de Bohar en Gelserkirchen. El Schalke empató con un tanto de Huntelaar.

 

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.