Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Liga abraza la pluralidad

El arranque del Valencia y el Sevilla anima una pugna de cinco equipos por el liderazgo.

Los jugadores del Valencia muestran su alegría tras la victoria contra el Córdoba. Ampliar foto
Los jugadores del Valencia muestran su alegría tras la victoria contra el Córdoba. DIARIO AS

Aunque sea de manera efímera, tras cinco jornadas disputadas, la Liga ha abrazado la pluralidad, una rareza en los últimos años. Este ha sido un torneo de dos o, como mucho, de tres, como el pasado curso. Pero ahora hay cinco equipos pugnando por la cabeza de la tabla. El Valencia y el Sevilla han aprovechado la inconstancia de los dos gigantes (Real Madrid y Barça) y los titubeos de un Atlético que todavía echa de menos a Courtois y a Diego Costa.

En el extraño triángulo entre Singapur, Portugal y Valencia se ha alumbrado al Valencia de Nuno, consecuencia de las decisiones del empresario singapurense Peter Lim (atascado en el intento de compra de la entidad de Mestalla con el principal acreedor, Bankia); de su socio y agente de jugadores, Jorge Mendes; y de los fichajes que, por su cuenta, avanzó el director deportivo del club, Rufete, en especial el del central argentino Otamendi. Hay química en la plantilla después de que Lim dejara como regalos a Nuno y a dos perlas de la Liga portuguesa: el delantero hispanobrasileño Rodrigo y el medio luso André Gomes. Es un equipo joven y tierno, impulsado por el empate de la primera jornada en el Sánchez Pizjuán. Ya intuyó entonces el Valencia que el Sevilla iba a ser un rival muy serio, rodado tras una temporada previa con Unai Emery y reforzado por la conquista de la Liga Europa ante el Benfica (precisamente el lugar de procedencia de Rodrigo y André Gomes). Mientras el cuadro de Nuno, en un comienzo benévolo de calendario, visita mañana domingo en Anoeta a una Real que no se encuentra (19.00), el Sevilla se enfrenta hoy en el Calderón al campeón, el Atlético, en un choque de trenes (20.00) que medirá la fortaleza de ambos.

En el extraño triángulo entre Singapur, Portugal y Valencia se ha alumbrado el nuevo líder

El conjunto del Cholo solo queda a dos puntos de la cabeza, gracias principalmente a la cabeza de sus defensas, expertos cazadores del balón en la estrategia. Se prevé un partido comprimido. Lo contrario en El Madrigal, donde la idiosincrasia del Villarreal y el Madrid invita a pensar hoy (16.00) en una sobremesa lluviosa de goles.

Animado el equipo de Ancelotti por los recientes chaparrones al Deportivo y al Elche, su asignatura pendiente se llama equilibrio defensivo. Una faceta propicia para el Barça de Luis Enrique, imbatido y sin un reproche. Sus defectos, quién lo iba a decir, se ciñen al ataque, incapaz de chutar entre los tres palos ante el Málaga. Hoy recibe al Granada de Caparrós (18.00) en el Camp Nou.

Un equipo de Caparrós siempre se presume como un hueso por mucho que, en el ejercicio pasado y al frente del Levante, se llevara siete tantos en contra y el técnico andaluz equiparara la derrota a una dolorosa visita al dentista. Desmadejado el Athletic tras su vuelta a la Champions y perdida la Real en un tobogán, cinco candidatos democratizan de momento el campeonato.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información