Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

2011-12: Franck Cammas, el ídolo francés ganó la prueba en su debut

El Telefónica Team fue el barco más rápido y líder de la flota casi toda la prueba, pero quedó relegado al cuarto puesto

El Team Telefónica. Ampliar foto
El Team Telefónica. CORDON

La Volvo Ocean Race 2011/12 fue la undécima edición de la competición deportiva más larga del mundo. Un maratón de nueve meses de duración, ­- 39.270 millas náuticas (72.728 Km) -, surcando cuatro océanos (Atlántico, Pacífico, Índico y Antártico) y visitando cinco continentes (Europa, Asia, África, América y Oceanía). La competición iba a ser una de las más disputadas hasta entonces, ya que los seis equipos que tomaban parte en la salida se habían preparado a conciencia para intentar ganar la prestigiosa regata.

La prueba comenzó con una regata costera que se disputó, el 29 de octubre, en Alicante. Una semana más tarde, el 5 de noviembre, la flota partía desde la misma ciudad en la primera de las nueve etapas oceánicas. Los puertos de escala eran: Alicante (España), Ciudad del Cabo (Sudáfrica), Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos), Sanya (China), Auckland (Nueva Zelanda), Itajaí (Brasil), Miami (Estados Unidos), Lisboa (Portugal), Lorient (Francia) y Galway (Irlanda) y en todos ellos se disputaría una regata costera. Se trataba de competiciones cortas, técnicas e intensas, repletas de acción, que permitían a los equipos sumar puntos muy valiosos para la clasificación general mientras ofrecían un magnífico espectáculo para los aficionados.

Nuevo barco y nuevas reglas

El barco utilizado era el Volvo Open 70 de tercera generación, el monocasco más rápido del mundo. Seis de estos VO70, soñaban con suceder en el palmarés al Ericsson 4 de Torben Grael, que no sólo se hizo con el triunfo en la anterior edición con autoridad sino que batió el récord de velocidad de la regata, con 596,6 millas náuticas (1.105 kms) en 24 horas, a una velocidad media de 24,9 nudos (40 Km/h), en la primera etapa. El nuevo barco era más robusto y su peso máximo era de 14.500 kg. El número de velas permitidas en regata se redujo de 24 a 17 y desaparecieron las velas específicas para las regatas costeras.

El sistema de puntuación fue modificado para dar una mayor importancia a las etapas oceánicas. Los puntos de estas se multiplican por cinco y las metas volantes por dos, mientras que las regatas costeras, no sufrían modificaciones en cuanto a puntuación. Además de las 2.000 millas de calificación obligatoria, cada barco estaba obligado a participar en una regata de calificación (600 millas) previa a la salida en Alicante. El 7 de octubre, la flota al completo disputó por primera vez la llamada Etapa 0, una regata con un recorrido desde Alicante hasta Palma de Mallorca y vuelta.

Las tripulaciones

Para la ocasión se dieron cita los mejores del mundo, en total, 66 regatistas procedentes de 15 países: 20 de Nueva Zelanda, 9 de Australia, 8 de Francia, 8 de España, la gran mayoría a bordo del Team Telefónica, 5 de Estados Unidos, 5 de Gran Bretaña, 2 de Irlanda, 3 de Sudáfrica, 2 de Suecia, 2 de Emiratos Árabes Unidos, 1 de Alemania, 1 de Noruega, 1 de Brasil, 1 de China y 1 de Bélgica.

El número de tripulantes para las etapas oceánicas quedó establecido en 11 tripulantes, incluido el de comunicación, y esta vez no se permitió un mayor número de participantes a bordo en las regatas las costeras. Como en la anterior edición, la organización continuaba con su interés por dar oportunidades a una nueva generación de jóvenes regatistas. La gran novedad era la obligación de los equipos de embarcar 3 tripulantes de 30 años o menos.

Los seis equipos

El Abu Dhabi Ocean Racing, Azzam, se presentó con uno de los equipos más experimentado de los que tomaban la salida. Azzam en español significa Decidido, y reflejaba como el equipo de los emiratos se enfrentaba a la prueba. El británico Ian Walker, uno de los regatistas de más prestigioso en Gran Bretaña, con dos medallas olímpicas de plata: en Atlanta 1996, en la clase 470, y en Sydney 2000, en la clase Star, era su patrón. Walker, ganador del TP52 Global Championship, fue el líder del Green Dragon, uno de los tres equipos que completó todas las etapas de la VOR 2008/09. Otro británico, Jules Salter, ganador de la Volvo Ocean Race 2008/09, encabeza el potente cuarteto de regatistas veteranos con los que contaría el equipo.Salter iba acompañado del neozelandés Craig Satterthwaite como jefe de guardia, el irlandés Justin Slattery como proa y el también británico Simon Fisher. El barco mostraba una cubierta revolucionaria para evitar la retención de agua y aligerar el barco.

El equipo CAMPER estaba dirigido por el Emirates Team New Zealand. La tripulación tenía en su haber 23 participaciones en la Whitbread/Volvo, 10 America’s Cup, 10 títulos del Campeonato del mundo y 3 Juegos Olímpicos. La marca española de calzado Camper se unió con el Emirates Team New Zealand en su primera campaña de Vuelta al Mundo y formó una tripulación de curtidos navegantes con experiencia oceánica, entre ellos el gallego Roberto Bermúdez de Castro. El australiano Chris Nicholson era su patrón, un veterano de la regata con tres ediciones de la Volvo Ocean Race (2001/02, 2005/06, 2008/09). Nicholson, que había representado a Australia en dos Juegos Olímpicos (2000 y 2004) y había ganado seis títulos mundiales en las clases 49er y 505, navega profesionalmente desde hacía más de 20 años.

El Groupama Sailing Team, era el primer equipo francés de la Whitbread/Volvo Ocean Race dese que Eric Tabarly y La Poste participasen en 1993/94. El legendario navegante francés, Franck Cammas, toda una estrella de la vela oceánica, reunió a tripulantes de cinco nacionalidades diferentes para intentar repetir la única victoria de Francia en la competición, que tuvo lugar en la edición 1985-86 cuando Lionel Péan ganó con L'Esprit d'Equipe. Entre toda la tripulación de Groupama sumaba 14 participaciones en la Volvo Ocean Race. Cammas había tomado parte en 73 regatas a bordo del Groupama, 33 primeros puestos y 60 podios; seis veces campeón del Mundo de Multicascos ORMA (2000, 2001, 2003, 2004, 2006 y 2007); triple ganador de la Transat Jacques Vabre (2001, 2003 y 2007); ganador de la Ruta del Ron 2010; récord Sevenstar Round Britain and Ireland Race 2010 (5d, 21h, 26m, 55s) y Trofeo Jules Verne 2010 (48d, 07h, 44m, 52s).

El Puma Ocean Racing –que deslumbró en la regata de 2008/09– regresó bajo las órdenes de Ken Read. Considerado como uno de los regatistas más importante del mundo, Read estuvo al mando del Puma Il Mostro en la VOR 2008/09. Los 11 miembros de su tripulación sumaban en total 21 participaciones en la Volvo Ocean Race, seis victorias y seis récords de velocidad en monocasco en 24 horas. El estadounidense dirigió en dos ocasiones los equipos americanos de Copa América (2000 y 2003) y fue designado dos veces regatista del Año de Estados Unidos.

El equipo chino Team Sanya estaba encabezado por uno de los mejores regatistas del mundo, el neozelandés Mike Sanderson, que ya había ganado en dos ocasiones la VOR. En esta edición navega con una tripulación de regatistas experimentados, con una media de edad de 33 años, y un tripulante chino relativamente novato. Era la segunda participación de un equipo chino en la regata, después de la experiencia de Green Dragon en la pasada edición, el proyecto conjunto de China e Irlanda. Sanderson era uno de los patrones más reconocidos del mundo, como lo acreditaba el título de ISAF Rolex World Sailor of the Year de 2006. Entre su extenso palmarés, destacan dos victorias en la VOR (la última como patrón del ABN AMRO ONE en la edición 2005-06), dos participaciones en America’s Cup, varios récord de velocidad, etc.

Séptimo intento español

Telefónica, el gigante de las telecomunicaciones español patrocinaba por tercera edición consecutiva al equipo de Pedro Campos. El barco había sido construido en el astillero de King Marine en la localidad valenciana de Alginet, el mismo que creó el Telefónica Azul en la pasada edición. En esta ocasión, el equipo había confiado las líneas de su VO70 al gabinete de diseño Juan Yacht Design de Juan Kouyoumdjian (Juan K), responsable de diseño de los barcos ganadores en las dos últimas Volvo Ocean Race.

Tripulación del Telefónica

- Iker Martínez (ESP), patrón

- Xabi Fernández (ESP), trimmer

- Pepe Ribes (ESP), capitán del barco

- Andrew Cape (AUS), navegante

- Jordi Calafat (ESP), coordinador de velas, trimmer y timonel

- Neal McDonald (GBR), jefe de guardia

- Joao Signorini “Joca” (BRA), jefe de guardia

- Pablo Arrarte (ESP), timonel (under 30)

- Antonio “Ñeti” Cuervas-Mons (ESP), proa (under 30)

- Zane Gills (AUS), proa (under 30)

- Diego Fructuoso (ESP), tripulante de comunicación.

El equipo volvía a estar presente con un ambicioso proyecto que soñaba con poner por primera vez el nombre de un barco español en el trofeo de la VOR. El Team Telefónica contaba con una tripulación compuesta por siete tripulantes españoles, dos australianos, uno británico y uno brasileño. Los dos primeros en sumarse al proyecto fueron el patrón Íker Martínez y el trimmer Xabi Fernández, la pareja de oro de la vela olímpica española. Entre su palmarés destacan dos medallas olímpicas de 49er (oro en los JJOO de Atenas 2004 y plata en Pekín 2008), la segunda posición en la Barcelona World Race 2010/11 y sendas participaciones en Volvo Ocean Race. De los 11 tripulantes de Team Telefónica, sólo uno conocía a qué sabe un título de Volvo Ocean Race. El jefe de guardia brasileño Joao “Joca” Signorini formó parte de la tripulación de Ericsson 4 en su victoria de la edición 2008/09, y en 2005/06 participó a bordo de Brasil 1.

Los santanderinos Pablo Arrarte (timonel) y Antonio “Ñeti” Cuervas-Mons (proa), y el australiano Zane Gills (proa), eran los tres miembros que cumplen la cláusula conocida como under 30, (al menos tres miembros de la tripulación deben haber nacido en fecha igual o posterior a l 1 de septiembre de 1980). Tanto Arrarte como Cuervas-Mons participan en su segunda Volvo Ocean Race, mientras Gills debutaba en la regata. Los tres acumulan una notable experiencia en diferentes clases.

España, a pesar de su gran tradición, sólo había estado presente en siete de las 11 ediciones en que se ha disputado la más importante regata de vela transoceánica. Sin embargo, los equipos presentes siempre se mostraron competitivos. Abrió el camino el Licor 43, capitaneado por Joaquín Coello, en la edición de 1981/82, era la tercera edición de la prueba. El Fortuna Lights fue sexto en 1985, con Javier Visiers, Jorgie Brufau y Antonio Guiu al mando; séptimo fue el Fortuna Extra Lights en la edición de 1989, capitaneado por Javier de la Guadera, Jan Santana y José Luis Doreste. El Galicia 93 Pescanova, firmó la mejor actuación española, tercero, en la edición de 1993/94, hito igualado por el Telefónica azul en el 2008/09, mientras que el de peor recuerdo que tienen los aficionados fue en la edición 2005/06 cuando la tripulación del Movistar tuvo que abandonar el barco que más tarde se hundió en el Atlántico Norte.

24 horas brutales

La undécima edición prometía ser la más dura y competitiva de la historia, pero ninguno de los participantes esperaba que la primera noche fuese tan brutal.El 5 de noviembre de 2011, seis VO70 partieron del puerto de Alicante en dirección a Ciudad del Cabo, (6.500 millas náuticas). En las primeras horas de la noche, una borrasca aguardaba a la flota en el Mediterráneo para golpearlos con toda su fuerza. En menos de 24 horas dos equipos tuvieron que retirarse. Primero fue el Abu Dhabi Ocean Racing, que se retiraba de la competición después de haber partido el mástil en tres pedazos. El segundo fue el Team Sanya que se enfrentaba a vientos de 43 nudos y olas de más de 10 metros cuando empezó a entrar agua por la proa del barco a causa de una rotura entre las láminas de fibra de carbono del casco. El equipo chino se vio obligado a abandonar. Hubo una tercera víctima en la etapa que se produciría el 21 de noviembre, durante la decimoséptima jornada de competición. En esta ocasión era el Puma, partía el palo tras más de 4.300 millas de regata en las que protagonizó un duro duelo con el Team Telefónica.

Clasificación final

1. Groupama Sailing Team, 253 puntos

2. CAMPER - Emirates Team New Zealand, 231

3. PUMA Ocean Racing powered by BERG, 226

4. Team Telefónica, 213

5. Abu Dhabi Ocean Racing, 131

6. Team Sanya, 51

La victoria de la etapa fue para el Team Telefónica, y tradicionalmente, el barco que ha ganado la primera etapa de la Volvo Ocean Race se lleva la regata. Así lo hicieron el Ericsson 4 de Torben Grael en 2008/09, el ABN AMRO ONE de Mike Sanderson en 2005/06, el Illbruck de John Kostecki en 2001/02, el EF Language de Paul Cayard en 1997/98, el NZ Endeavour de Grant Dalton en 1993/94, el Steinlager II de Peter Blake en 1989/90, el L’Espirit d’Equipe de Lionel Péan en 1985/86, y el Flyer de Cornelis Van Rietschoten en 1981/82 y en 1977/78. Sólo el Sayula II de Ramón Carlín, ganador de la primera Whitbread Round the World Race en 1973/74, no se impuso en la etapa inaugural de aquella edición (ganó el Adventure de Patrick Bryans). Durante la segunday tercera etapala organización se vio obligada a modificar el recorrido que transcurría por el Océano Índico –la segunda, entre Ciudad del Cabo y Abu Dhabi, y la tercera, entre Abu Dhabi y Sanya–, para evitar así los riesgos de seguridad provocados por el aumento de la piratería en la zona. Tras esa decisión, los barcos partieron desde la ciudad sudafricana hasta un puerto seguro en la costa del Índico, para ser transportados desde allí hasta un lugar más próximo a Abu Dhabi, donde se reiniciará la etapa. El mismo proceso se llevó a cabo al inicio de la tercera etapa entre Abu Dhabi y la ciudad china de Sanya.

Pacífico sur

La aventura de dar la vuelta al mundo es verdaderamente extrema y prueba de ello son las tremendas condiciones que soportan los navegantes en el Pacífico Sur. El 25 de marzo de 2012, el Team Telefónica navegaba en medio de olas enormes. El viento soplaba a más de 40 nudos y las olas de alcanzaban los 10 metros. Diego Fructuoso, tripulante de comunicación del equipo vio de inmediato la fuerza de las imágenes. El resultado de la odisea de 6.705 millas desde Auckland a Itajaí fue la grabación de un video extraordinario que permanece en la memoria de los tripulantes y de los seguidores de la regata desde hace tiempo.

 En esta edición de la regata, el Telefónica Team, fue el barco más rápido en completar el recorrido (125 días 9 horas 58 minutos y 47 segundos), seis días y 36 minutos menos que el ganador por puntos, el Groupama. El equipo francés liderado por Franck Cammas cerró su debut en la regata con dos victorias en las etapas oceánicas (Etapa 4 y Etapa 8), y tres regatas costeras. En total el Groupama Siling Team sumó 253 puntos. Le acompañan en el podio CAMPER - Emirates Team New Zealand y Puma Ocean Racing. El Team Telefónica, que fue líder hasta el término de la Etapa 7, finalizó en cuarta posición.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información