Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Contador busca en China lo que Ponferrada no le da

El ganador de la Vuelta, ausente del Mundial, correrá en Pekín para consolidar su primer puesto en el ránking de la UCI

Contador, durante la contrarreloj de Zaragoza de la Vuelta. Ampliar foto
Contador, durante la contrarreloj de Zaragoza de la Vuelta. EFE

Cuando, en la sede de la federación española, el seleccionador nacional, Javier Mínguez, anunció el nueve español para el Mundial de ciclismo del día 28 en Ponferrada —cinco Movistar: Valverde, Castroviejo, Erviti, Jesús Herrada y Ion Izagirre; dos Katusha: Purito Rodríguez y Moreno; un Caja Rural: Luis León, y un Cofidis: Navarro—, se habló, por supuesto, del liderato indiscutible de Valverde, se habló también del pasado Mundial —resuelto a favor del portugués Rui Costa por delante de Purito y Valverde cuando estos contaban con todas las cartas a su favor—, y, evidentemente, se habló de la ausencia en la lista, por voluntaria renuncia, del mejor español del momento, de Alberto Contador, recién proclamado ganador de la Vuelta y número uno del ranking de la Unión Ciclista Internacional (UCI). Mientras Mínguez lamentó su ausencia porque su integración proporcionaría una valiosa arma táctica al equipo, el presidente de la federación, José Luis López Cerrón, manifestó que sería contraproducente obligarle a hacer algo que no quería hacer, un trabajo que ayudaría quizás a otro español a proclamarse campeón del mundo. En la contrarreloj (miércoles 24), “un trámite, una cruz”, según Mínguez, dada la gran superioridad de los grandes especialistas extranjeros, competirán Castroviejo y Markel Irizar (Trek).

Mínguez lamentó su ausencia porque habría proporcionado una valiosa arma táctica

Pura coincidencia, poco antes, la Vuelta a Pekín (10 a 14 de octubre), la última prueba puntuable para el ránking UCI, emitió un comunicado para anunciar que contaba con la participación del ciclista de Pinto, habitualmente ausente de una carrera de escaso valor deportivo e histórico, pero de gran valor situacional, pues en ella podría asegurar uno de sus grandes objetivos del año para él y para su equipo, el Tinkoff, que le bonificaría generosamente, el terminar como número uno mundial. Dado que Contador solo aventaja en 16 puntos al segundo clasificado, que no es otro que Valverde, esto podría obligar al murciano, quien acabó la Vuelta con cierro cansancio psicológico, a efectuar el largo viaje a China para pelear por el número uno. “De entrada no pensábamos acudir a Pekín con Valverde”, dice Eusebio Unzue, el director del Movistar, “pero quizás al final tenga que ir”.

Más que la victoria final de Valverde en el ránking mundial, que podría acelerarse el 5 de octubre con una buena actuación en la última gran clásica del año, el Giro de Lombardía, a Unzue le preocupa la amenaza que para la clasificación por equipos, su gran deseo, que el Movistar encabeza por 184 puntos sobre el Tinkoff, supone la Vuelta a Pekín. Justamente la victoria de Beñat Intxausti en la Vuelta a Pekín 2013 dio al Movistar la victoria final en el ránking mundial el año pasado.

“Lo que no entiendo, y así se lo hice saber al presidente de la UCI, Brian Cookson, es porqué justamente el Mundial, la gran carrera que organiza la UCI, no da puntos para su ránking”, dice López Cerrón. “Quizás si los concediera, Contador correría con la selección y no tendríamos que lamentar su ausencia”.

Degenkolb, duda para el Mundial

El esprínter alemán John Degenkolb, ganador de cuatro etapas en la pasada Vuelta, es duda para la prueba de fondo del Mundial de Ponferrada que se disputará el próximo 28 de septiembre, tras sufrir una lesión en la pierna derecha, tal y como informó el corredor en su página de Facebook.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información