LIGA DE CAMPEONES | BARCELONA - APOEL

Piqué: “Estoy a favor de la consulta”

El central catalán se muestra partidario del derecho a votar en Cataluña y asegura que todavía siente dolor en la cadera Luis Enrique no confirma si alineará a Bravo en la portería y desataca a Neymar

Piqué, durante la rueda de prensa.
Piqué, durante la rueda de prensa.Andreu Dalmau / EFE

Con puntuación inmaculada en Liga, el Barcelona de Luis Enrique comienza su periplo en la Liga de Campeones mañana frente al Apoel Nicosia en el Camp Nou. Tranquilos con la cosecha de puntos y con el juego del equipo hasta ahora, comparecieron Luis Enrique y Piqué, destacando ambos la importancia del primer partido en la Champions y reclamando no subestimar al rival a pesar de su poco currículo. El central, que normaliza las criticas y su exposición pública, pidió el derecho a poder votar en la consulta catalana del próximo 9 de noviembre.

Consultado Piqué por su participación en la Diada el pasado jueves, respondió tajante: “Participé en la Diada porque soy catalán. Fue un día memorable por la gente que había y por el ambiente festivo”, añadió, al tiempo que aseguró que eso no cambia en nada su compromiso con la selección española. “De mí no se puede dudar”, subrayó; “llevo más de 11 años en la selección. Otra cosa es que esté a favor de la consulta, que es algo democrático. La gente debe tener su derecho a votar. No tiene nada que ver una cosa con la otra”, abundó. No se mordió la lengua Piqué, que también razonó sobre su relación con los medios de comunicación. "Siento que hace tiempo que no se me valora sólo por lo que hago deportivamente. En los años que me quedan de carrera sé que es algo con lo que voy a tener vivir”, convino. “¿Si puedo mejorar como jugador?”, dijo; “muchísimo, sobre todo por lo que se lee en los diarios. Cuando llegué aquí con 21 años seguro que era un buen jugador, pero en toda mi trayectoria aquí he mejorado mucho y estoy en un proceso de continúa mejora”, añadió.

Llevo más de 11 años en la selección.  No tiene nada que ver una cosa con la otra"

Después de conseguir seis semifinales de la Liga de Campeones, el curso pasado con el Tata Martino en el banquillo el Barça cayó en cuartos contra el Atlético del Cholo Simeone. Y Piqué pidió no olvidar que el Barcelona no siempre peleó en la máxima competición europea. "Este club hace no tanto luchaba por competir en la UEFA. Si tuviéramos que ganar la Champions cada dos años sería muy complicado. La historia marca que el Barça sólo ganó cuatro. Tenemos una generación de jugadores muy buena que hay que aprovechar al máximo. Nos ha dado muchas alegrías pero no podemos esperar ganar la Champions cada año, porque ello supone una presión extra que no puede aguantar nadie”, puntualizó.

“De la cadera no estoy al 100%”, reconoció Piqué. El pasado mes de abril, en el partido de ida frente al Atlético, el catalán sufrió una fisura en la cadera después de un choque con Diego Costa y admitió que si bien está bien físicamente todavía siente molestias sobre todo cuando “choca con un contrario o cuando va a pelear un balón a tierra”. “Pero”, advirtió; “mi suplencia frente al Athletic fue una decisión técnica”. “No me siento titular o suplente. Las temporadas son muy largas y hay que pensar en el partido siguiente y tengo que trabajar al máximo para agradar al míster”, confió.

Luis Enrique se estrenará mañana en la Champions en el banquillo, algo que no le inquieta. “Es especial por lo que significa la competición que es en sí, que es muy bonita, pero para mí es un partido más contra un rival al que tenemos que superar”, puntualizó el preparador azulgrana. “Que haya una musiquita antes del partido y que los rivales hablen otro idioma no cambia nada. Hemos analizado lo mismo que contra cualquier otro rival: es un equipo que domina el juego largo, la estrategia, las segundas jugadas. No va a ser un equipo fácil, sino estamos al máximo nivel”, explicó Luis Enrique.

El técnico azulgrana se mostró conforme con la marcha de su equipo en Liga, aunque matizó que todavía tienen muchos aspectos que mejorar. Sin embargo, Luis Enrique destacó la actitud defensiva. “Estoy muy contento de la mejora global defensiva del todo el equipo. Cuando tenemos la pelota somos 11 atacantes y cuando no, 11 defensas”, aseguró el entrenador asturiano que también elogió a Neymar. “Me parece un jugador espectacular”, valoró al atacante brasileño; “si este este año pueda mejorar lo del año pasado fantástico. Ese es mi objetivo, que cada jugador alcance su mejor versión”. “Me siento súper orgulloso y contento de poder contar con gente de La Masía y de tener potencial económico para poder fichar a futbolistas como Luis Suárez. Es como sucedió con Messi, que apostó por quedarse aquí, que tras un gran trabajo de scouting se apostó fuerte por él y ya veis el resultado final”, añadió.

Luis Enrique no confirmó si Bravo defenderá los tres postes del Barça mañana o si su lugar lo ocupará Ter Stegen. Y aseguró que trabaja con variantes tácticas para ser un equipo menos previsible. “Siempre hablamos de ser un equipo imprevisible para el adversario y tener diferentes opciones. Yo tengo que adaptar el sistema a mis jugadores, para que sacar lo mejor de ellos y ocultar sus defectos. Iremos buscando cambios a lo largo de la temporada”, concluyó el técnico del Barcelona.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50