Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un bronce meritorio y un batacazo mundial

El seleccionador, que tomó en 2012 el relevo de Scariolo al frente de la selección, firmó una buena actuación en el Europeo de Eslovenia antes del fiasco de Madrid

Orenga junto a José Luis Sáez, presidente de la FEB Ampliar foto
Orenga junto a José Luis Sáez, presidente de la FEB

Juan Antonio Orenga, el hasta ahora técnico de la selección nacional de baloncesto, deja el cargo tras dos años de trayectoria al frente del combinado. El exjugador asumió el cargo en 2012, tomando el relevo de Sergio Scariolo, técnico que comandó al equipo desde 2009. Su predecesor dejó dos grandes títulos en la vitrina: el Europeo de 2009 y el de 2011. Bajo su batuta la selección se anotó también el subcampeonato en los Juegos Olímpicos de Londres, en 2012, donde España perdió la final ante EE UU (107-100).

El primer y más inmediato reto que afrontó Orenga fue el Europeo de 2013, celebrado en Eslovenia. La selección llegaba lastrada tras las renuncias por lesión de Navarro, Pau Gasol, Ibaka y Felipe Reyes, cuatro jugadores insignia del bloque. Aún así, España realizó un buen campeonato, llegando a las semifinales, ronda en la que cayó con Francia (72-75). Sí venció en la final de consolación, llevándose la medalla de bronce tras imponerse con facilidad a Croacia (92-66). Con un balance de cuatro victorias en siete partidos, Orenga cerró una participación satisfactoria en el torneo y continuó su andadura en el banquillo con un objetivo en mente: el Mundial de 2014, donde España sería anfitriona y favorita junto a EE UU.

Con todo el plantel disponible la selección se propuso repetir la gesta de 2006, año en el que conquistó el Mundial de Japón con Pepu Hernández como director de orquesta. Tras una primera fase fulgurante y unos cómodos octavos de final, España sucumbió ante Francia en cuartos (65-52). Días después, Orenga cerraba su etapa como seleccionador. Dos años saldados con un bronce de mérito y un batacazo mundial.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información