La NBA se pone a 100

Estados Unidos ha promediado más de un centenar de puntos en la primera ronda con un reparto de galones y un juego físico y veloz En Barcelona le aguarda México

Kyrie Irving roba la pelota en el partido contra Ucrania.
Kyrie Irving roba la pelota en el partido contra Ucrania.EFE

A Estados Unidos le aguarda México en los octavos en Barcelona después de despachar por 5-0 sus encuentros en Bilbao sin muchos dolores de cabeza. Apenas medio encuentro ante Turquía y algún comienzo lento como ante Ucrania (EEUU venció 95-71) han hecho poner morros a Krzyzewski, un técnico que no perdona la relajación. Los estadounidenses son el único conjunto de la competición que ha superado los 100 puntos de media por encuentro (102,2) con mucho margen de ventaja sobre el segundo máximo anotador, España con 88. Coach K ha repartido minutos para mantener la vigilia en la plantilla. Como dijo Stephen Curry después de endosarle 14 puntos a Ucrania: "Nunca sabes cuándo vas a jugar. Puede que tengas pocos tiros. Eso nos ayuda a estar siempre centrados. Somos un equipo muy equilibrado".

Curry es uno de los que parte de inicio en la pizarra de Coach K, que ha diseñado casi dos equipos paralelos que hasta en ocasiones se sustituyen uno a otro de golpe en la pista. La segunda línea, en la que están Rose y Rudy Gay, fue la que volteó contra los hombres de Mike Fratello un arranque muy perezoso, lento en ataque (dos puntos en cinco minutos). Por primera vez en el Mundial, Estados Unidos acabó un primer cuarto por detrás en el marcador (19-14). Y con el rebote perdido. Son esas lagunas en el juego que a veces han aparecido en los partidos de EEUU, por relajación o porque los rivales siempre esprintan al máximo en las aperturas.

UCRANIA, 71; EEUU, 95

Ucrania: Jeter (13), Zabirchenko (7), Lypovyy (6), Kornienko (4) y Kravtsov (15) —equipo inicial—; Mishula (6), Zaytsev (11), Natyazhko (6), Mykhailiuk (3), Pustozvonov, Gladyr y Pustovyi.

Estados Unidos: Irving (11), Curry (14), Harden (17), Faried (10) y Davis (12) —equipo inicial—; Rose (4), Thompson (7), DeRozan (5), Gay (2), Cousins (11), Plumlee (2) y Drummond.

Parciales: 19-14, 13-30, 22-25 y 17-26.

Árbitros: Matej Boltauzer (Esl), Ferdinand Pascual (Fil) y Arnaud Kom Njilo (Cmr). 15.483 espectadores en el Bizkaia Arena.

Un parcial de 13-30 dejó las cosas en su sitio. El físico marca la diferencia, y los púgiles de Estados Unidos saben que ahí tienen ganado el combate a puntos. Harden tomó el mando en un equipo que ha repartido las obligaciones en esta fase inicial. Davis ha sido el líder en puntos, Faried en rebotes y Harden en asistencias, pero el conjunto no ha dado la sensación de depender en exceso de ninguno de ellos, sino de vertebrar un juego colectivo con preponderancia del músculo, la defensa y la rapidez.

Estados Unidos cambió una playa por otra y voló a Barcelona, hogar de nuevo del dream team, aunque sea un pariente muy lejano. Atrás han quedado los extravagantes caprichos de las estrellas de la NBA en el hotel, las visitas al Guggenheim y los paseos por la playa de Ereaga, en Getxo (Thompson se bañó mientras Harden y Faried mantenían secas las barbas y las rastas).

Krzyzewski admitió desconocer la partitura de México. Tenía previsto ver unos vídeos en el avión a Barcelona. "No sé sus puntos fuertes todavía", confesó. La selección mexicana es entrenada por el español Sergio Valdeolmillos y su estrella es Gustavo Ayón, alapívot de Atlanta Hawks. Estados Unidos ha ganado en sus seis enfrentamientos.

Sobre la firma

Juan Morenilla

Es redactor en la sección de Deportes. Estudió Comunicación Audiovisual. Trabajó en la delegación de EL PAÍS en Valencia entre 2000 y 2007. Desde entonces, en Madrid. Además de Deportes, también ha trabajado en la edición de América de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS