Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mireia no tiene fin

Tras ganar seis medallas en Berlín, la española se cuelga el oro en el 800 libre de la Copa del Mundo en Doha

Mireia Belmonte, en una prueba de los Europeos de Berlín. Ampliar foto
Mireia Belmonte, en una prueba de los Europeos de Berlín. EFE

Mireia Belmonte no se cansa. El domingo pasado logró dos de sus seis medallas en el Europeo de Berlín en menos de media hora pero no tuvo suficiente y el lunes cogió un avión con rumbo a Doha para participar en la Copa del mundo. La nadadora catalana consiguió este miércoles en la capital qatarí la medalla de oro en los 800 libre, por delante de Katinka Hosszu. El premio por el objetivo conseguido asciende a 1.135 euros.

Mireia impuso su ley en la prueba en piscina corta con una marca de 8m14s99, demasiado Hosszu. La subcampeona europea de los 200m mariposa en Berlín, Judit Ignacio, reconocía unos días en su regreso a España que habló con su compañera sobre la nadadora húngara: “Nos decíamos que daba gusto ver a Hosszu en el cajón de más abajo porque siempre está arriba”.

En las demás pruebas en Doha, Hosszu se mostró imparable. Después de colgarse la plata en los 800 libres ganó los 200, los 50 y los 200 espaldas, e hizo el récord de los 200 metros estilos con una marca de 2m02s61 (Mireia fue cuarta, 2m10s65), conquistó cuatro oros. En una hora se llevó 13.000 euros.

Belmonte y Hosszu son las figuras más ilustres de esta Copa del Mundo. Las dos nadadoras fueron las que más pruebas disputaron en Berlín, que ponía cierre al curso 2013-2014. Tres días después, para Katinka y Mireia ya ha empezado otra temporada y este jueves volverán a competir. Mireia buscará hacer historia y romper el récord de los 200 mariposa en piscina corta de Liu Zige (2m00s78).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información