Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Confiamos en la base del grupo”

Koke destaca que su equipo haya sido capaz de rearmarse pese a las bajas de Costa, Courtois o Filipe

Simeone, tras ser expulsado. Ampliar foto
Simeone, tras ser expulsado. EFE

El Atlético de Madrid campeón de la Supercopa tiene el mismo corazón y el mismo talento que el Atlético de Madrid campeón de la Liga, pero no los mismos mimbres ni los mismos nombres. No estuvieron en el Calderón Diego Costa, Filipe Luis o Thibaut Courtois, y de ellos se acordaron sus antiguos compañeros cuando inclinaron al Madrid y llegó el momento de levantar la Copa. 

“Parecía que todo se complicaba por la marcha de compañeros, pero hemos confiado en la base del grupo y aquí tenemos un título”, valoró Koke, de nuevo un peligro por su capacidad de organizar el juego y sus incorporaciones al ataque. "Estoy orgulloso", subrayó. "Esto nada más acaba de empezar. Es como una eliminatoria, cuando competir a 38 jornadas es muy complicado. Hay que ir partido a partido, como el año pasado".

El Atlético defiende el título de Liga que conquistó el año pasado, en la última jornada del campeonato y en el Camp Nou, frente al Barcelona. Para repetir el éxito, entona el mismo discurso que entonces, el de que se enfrenta a dos gigantes que le impiden mirar más allá del hoy, prohibiéndole soñar con lejanos horizontes.

“Seguimos creciendo”, argumentó Gabi, el capitán del Atlético, mientras sostenía a su hijo en brazos. “A doble partido competimos con cualquiera, a 38 jornadas...” El discurso es conocido. El resultado, también. El Atlético levantó su primera Supercopa desde 1985.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información