Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La solución Jiménez

El Atlético se adjudica el Carranza, derrota al Sampdoria (2-0) y el mexicano brilla en su debut.

El defensa del Atlético Hector con Duncan de la Sampdoria. Ampliar foto
El defensa del Atlético Hector con Duncan de la Sampdoria. AFP

Con un equipo plagado de suplentes, el Atlético se deshizo de una débil Sampdoria y conquistó el Carranza por novena vez. Nadie ha ganado más veces el trofeo veraniego más prestigioso. En barbecho el grueso del equipo que se medirá al Real Madrid el martes en la ida de la final de la Supercopa, los focos del partido estaban puestos en el meta Oblak y en Raúl Jiménez. Los dos formaron de inicio para escribir dos estrenos muy diferentes. El meta estuvo poco exigido, pero el delantero mexicano emergió como una solución para tratar de definir el juego de ataque.

Atlético, 2 - Sampdoria, 0

Atlético de Madrid: Oblak; Gámez, Alderweireld, Giménez, Insua; Mario, Ramos, Saúl, Cebolla (Rober, m. 84); R. Jiménez (Ivi, m. 79), Héctor (Leo Baptistao, m. 64). No utilizados: Koke, Moyá, Godín, Tiago, Griezmann, Raúl, Mandzukic, Gabi, Ansaldi, Juanfran, Miranda, Bono, Lucas, Robles.

Sampdoria: Viviano; Gavazzi, Rizzo, Costa, Silvestri; Krsticic, Campaña, Duncan; Wszolek, Bergessio (Piovacca, m.33), Fedato. No utilizados: Wszolek, Okaka, Devitis, Cacciatore, Gabliadini, Sansone, Oblang, Palombo, Regini, Soriano, Eder, Salamon, Gastadell.

Goles: 1-0. M. 33. Saúl. 2-0. M. 70. Giménez. 

Árbitro:  Jesús Gil Manzano. Mostró marilla a Ducan.

Ramón de Carranza. 60.000 espectadores,

Sin Diego Costa, el campeón de Liga necesita velocidad y movilidad arriba y Raúl Jiménez puede ser el futbolista que le dé la verticalidad que demanda el libreto de su técnico. Aparenta cierto desgarbo en sus carrera, pero se afila en cuanto huele los espacios. Hizo ruido y percutió con decisión en cada balón que recibió al espacio. Le faltó gol, pero lo rozó con un cabezazo de cuello duro al recoger un rechazo que le atajó Viviano y un duro derechazo que también atajó el arquero italiano.

El que no desperdició un rechazo tras una buena maniobra de Héctor en el área fue Saúl, que embocó la pelota tras repeler el travesaño el disparo del punta canterano. Fue novedosa la posición de Saúl pegado a la banda derecha. El regreso de Tiago le puede restar los minutos que pretende en el mediocnetro. Enseñó Saúl carácter y atrevimiento desde unas cualidades que le convierten en todocampista. Su futuro es tremendo. Fogueado en el Rayo, pareció querer decirle a Simeone que está decidido a pelear por protagonismo en cualquier parte del campo. Al chico su fuerza, su manejo del balón y su disparo le dan para ser un llegador sin importar desde donde parte. También jugó con mucha intensidad Mario Suárez, que vivirá otra dura competencia con Tiago. Estuvo mandón Mario, sobre todo en el primer tiempo, en el que logró dinamizar el juego y se descolgó con un par de pases largos. En el casting también intervinieron y cumplieron Gámez y el mediocentro Ramos.

Hubo en la mayoría de esa tropa que no parte como titular la intención de mantener esa idea de equipo competitivo hasta en los amistosos. Algunos como Insúa, Gimenez, que hizo el segundo gol en otro rechazo tras un saque de esquina, Alderweireld, el Cebolla Rodriguez o Baptistao, están a punto de salir porque el club necesita huecos para posibles llegadas. Los dirigentes seguían desmintiendo ayer la llega del alemán Reus, adelantada por el portal Terra, pero no la del italiano Cerci, otro driblador. La solución parece cercana, pero en el horizonte se vislumbra otro problema porque Godín es el deseado por Guardiola para suplir al lesionado Javi Martínez.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información