Phelps levanta el vuelo

El nadador araña un puesto en los Pan Pacíficos con 51,30s en 100 mariposa

Michael Phelps en la final de 100 metros mariposa.
Michael Phelps en la final de 100 metros mariposa.AP

La última vez que Michael Phelps se mostró nervioso durante una competición fue en los trials de 2000, cuando tenía 15 años. La tensión lo volvió a superar el viernes por la tarde en Irvine, California, antes de nadar la final de los 100 mariposa de los Campeonatos Nacionales de Estados Unidos. A sus 29 años, y tras haber dejado de entrenarse entre 2012 y 2013, sintió que su cuerpo le fallaba. "Me vi fuera", dijo, después de una carrera que le exigió hasta la última gota de energía para ser segundo y clasificarse para los Juegos Pan Pacíficos. Primer paso de un retorno que apunta a los Mundiales de 2015 y a los Juegos de Río de 2016.

Antes de la final de 100 metros mariposa, la tensión volvió a superar a Phelps 15 años después

Phelps nadó la prueba en 51,30 segundos. Una centésima por detrás de Tom Shields, que lo hizo en 51,29 y fue primero. En la tónica de estos campeonatos, la carrera no ofreció grandes marcas. Mal entrenado y seguramente hipotecado por el paso de los años, Phelps nadó más rápido por la mañana (51,17s). En la final su tiempo de reacción fue bajo y su parcial de 50 la habitual aproximación para rematar en el retorno. Pasó séptimo por el viraje y recuperó en el segundo largo, pero no lo suficiente. Shields, el mariposista americano del momento, le superó en el toque. Fue un detalle, pero reveló el mal momento de forma de un superdotado que lucha por frenar el declive físico. El segundo puesto supuso la primera derrota de Phelps en los 100 mariposa desde los trials de 2004, cuando hizo 51,15s por detrás de Ian Crocker, que batió el récord mundial con 50,76s.

"No soporto perder", dijo Phelps, tras salir de la piscina. "Esto es algo que definitivamente llevaré conmigo hasta el año que viene. En estos campeonatos siento que no soy el mismo de siempre. Normalmente estoy muy relajado y listo. Probablemente sea porque no estoy acostumbrado a estar en este estado de forma, sintiéndome así antes de un meeting. Normalmente miro atrás y digo: 'He hecho todo el entrenamiento, todo lo que necesitaba para prepararme'. Pero con un año y medio desconectado de la natación y sin haberme entrenado todo lo fuerte que debí en los últimos meses, esta es la consecuencia".

No soporto perder. En estos campeonatos siento que no soy el mismo de siempre" Michael Phepls. Nadador

La conclusión de Phelps fue la típica construcción moral puritana, con énfasis en el valor trascendental del trabajo. Es el rigor que ha labrado su carrera bajo la dirección del técnico Bob Bowman. Su retirada de la natación en 2012, después de los Juegos de Londres, abrió una ventana para la holganza y —como buen protestante— los negocios. Phelps dedicó el tiempo a montar su propia empresa y a cuidar sus inversiones. Hasta que la lógica productiva le devolvió al agua a finales del año pasado.

Su marca de Irvine en los 100 mariposa alivia la tensión acumulada tras el patinazo en 100 libre del jueves. La segunda posición no disimula el dolor de su ego pero le permite poner un pie en el equipo estadounidense que irá a Gold Coast (Australia) a los Pan Pacíficos este mes. Una vez allí podría ampliar su repertorio de pruebas y, si consigue ser el segundo estadounidense más veloz, lograr una plaza para los Mundiales de Kazán de 2015.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción