Ultimátum de la Liga a Racing y Murcia

Tebas avisa que cántabros y murcianos no tendrán fácil participar en la competición la próxima temporada al incumplir los requisitos financieros por sus deudas e impagos a Hacienda.

Aficionados del Racing se manifiestan en Santander.
Aficionados del Racing se manifiestan en Santander.NACHO CUBERO (Diario AS)

Finales de julio. Y un clásico del fútbol español. La carrera contra el reloj de los equipos con problemas económicos para convencer a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y a Hacienda de que son buenos pagadores y que se pondrán al día para evitar que les desciendan de categoría. A las cero horas de este viernes vence el plazo para que la LFP inscriba a los equipos que deben disputar la Liga BBVA y la Liga Adelante la temporada 2014/15. Y hay dos en serios problemas de quedarse fuera, tal y como adelantó EL PAÍS: Racing de Santander y Real Murcia, ambos en Segunda División.

El presidente de la LFP, Javier Tebas, confirmó ayer, al término de la Asamblea General del organismo, que cántabros y murcianos son los dos únicos clubes que no cumplen los requisitos financieros exigidos para su inscripción debido a sus impagos en Hacienda. Si en las próximas horas no consiguen arrancar un certificado de la Agencia Tributaria (AEAT) en el que se consigne que han cumplido sus compromisos o, en su caso, un nuevo calendario de pagos, descenderán a Segunda División B. Mirandés y Real Madrid Castilla, por este orden, ocuparían su lugar.

El Racing tiene cerrada cualquier vía de acuerdo con la Agencia Tributaria, como le ratificó la propia agencia en una reunión que mantuvieron este martes. La postura fue inflexible: no habrá excepción con el fútbol para aplicar ningún aplazamiento sobre la deuda vencida, que en el caso del equipo santanderino asciende a 6,5 millones de euros. La única tabla de salvación a la que se aferra el Racing es que la LFP les inscriba, en la confianza de que sus nuevos gestores cumplirán con los compromisos.

Lo mismo le ocurre al Murcia. La AEAT no ve razones estructurales para aplicar un aplazamiento como el que pedía el club sobre su deuda de 14 millones de euros.

No parece que a LFP esté dispuesta a hacer la vista gorda. Tebas aclaró ayer que tanto Racing como Murcia no solo tienen un problema con Hacienda sino que no cumplen los ratios financieros exigidos por la Liga relativos a deuda sobre ingresos. “Por los contactos que he mantenido con ambos clubes no lo tienen resuelto. El que un equipo esté a 30 de julio con esta situación hace pensar que salvarse por la campana no será fácil”, precisó.

Tebas lo quiso dejar claro. Si no hay acuerdo con Hacienda para aplazar la deuda la única solución es poner dinero como ha hecho el Zaragoza. “Tenemos una norma presupuestaria en la que no se levanta la mano, no somos un grupo de amigos, se tienen que cumplir las normas”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS