Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El balón para cargar pilas

Rafel Pol apuesta por la seducción del juego a partir de la pretemporada. El Barça empieza su estadía en Inglaterra

Luis Enrique, Edu Pons y Rafel Pol, en un entrenamiento del Barça.
Luis Enrique, Edu Pons y Rafel Pol, en un entrenamiento del Barça. GETTY IMAGES

En las sesiones magistrales del profesor Paco Seirul·lo, director del área de metodología del entrenamiento en el Barça, siempre se escucha una frase que retumba en las aulas: “Debéis esforzaros en construir un proyecto que permita a los jugadores que se enamoren del juego, que digan: esto es lo más bonito que hago en mi vida. No que se diviertan; que se enamoren, que es distinto”. Rafel Pol es el alumno aventajado de Seirul·lo. Este año trabajarán codo con codo. El nuevo preparador físico es de la generación del 87, como Messi y Piqué. Él será quien proponga los ejercicios a los cracks del Barcelona.

Luis Enrique ya estuvo con Pol en el Roma y el Celta y comparten filosofía. “Al principio hay objetivos físicos, pero hacemos la mayoría de ejercicios con el balón. Será una pretemporada atípica porque no hay gira. Queremos aprovechar mucho los entrenamientos para trabajar y repetir todas las situaciones que se dan en los partidos”, explica el entrenador.

La concentración en Inglaterra

Nueve entrenamientos. El Barcelona parte hoy rumbo a Birmingham. Trabajará en St. George's Park, sede de la Federación Inglesa. Allí efectuará nueve entrenamientos y el 2 de agosto jugará en Niza.

Una lista de 26 jugadores. Futbolistas del primer equipo: Ter Stegen, Masip, Bravo; Montoya, Mathieu, Alba, Bartra, Piqué, S. Roberto, Xavi, Song, Afellay, Busquets, Iniesta, Rakitic, Rafinha; Pedro y Deulofeu. Ocho del filial: Ié, Patric, Grimaldo; Samper, Halilovic; Adama, Sandro y Munir. Los ausentes son: Adriano por lesión, Luis Suárez por sanción, Mascherano, Messi, Dani Alves y Neymar. Estos cuatro mundialistas se incorporarán al trabajo el 5 de agosto. Un día antes del encuentro ante el Nápoles en Ginebra. El Barcelona además tiene dos partidos más programados: el 9 de agosto contra el Helsinki en Finlandia y el 18 de agosto contra el Club León de Rafa Márquez en el Trofeo Joan Gamper.

Pol ha desmontado falsos mitos dictados por los dogmas clásicos del entrenamiento en su libro La preparación ¿Física? en el fútbol. Para el preparador físico azulgrana: “La velocidad colectiva es la que determina la velocidad del juego” y “las desaceleraciones y aceleraciones son mucho más importantes que la velocidad de desplazamiento”. Y sentencia: “El modelo de juego, no es el posicionamiento de los jugadores (1-4-4-2, 1-4-3-3), sino la forma en que se relacionan entre sí”.

Pol es crítico con los métodos conductistas: “El jugador debe saber qué quiere provocar el entrenador con cada situación”. El preparador físico azulgrana lucha por la prolongación de la vida útil del futbolista, señala los males del exceso de entrenamiento y considera la técnica y la táctica como interdependientes. Según el extremo del Celta, Nolito: “El fútbol es un estado de ánimo y Pol siempre te tiene enchufado aunque no estés al 100% físicamente. Se agradece que no sea un sargento. No recuerdo un preparador físico que apueste tanto por el balón. El 90% de sus ejercicios son con pelota”. El centrocampista del filial, Babunski, que se entrena con el primer equipo, remarca: “Se entrena a máxima intensidad, pero se escucha el sonido del balón”.

La pretemporada es cuestión básica en el librillo de Pol: “Debería basarse en la readaptación del futbolista al juego. El trabajo general es innecesario. Cargar las pilas, rellenar el depósito no tiene base fisiológica. Es el periodo de observación entrenadores-jugadores. La pretemporada significa el inicio de la creación del modelo de juego”. “Los entrenamientos deben ser como partidos, sino los partidos se convierten en entrenamiento”, es una de sus máximas.

El fútbol es un estado de ánimo y Pol siempre te tiene enchufado aunque no estés al 100% físicamente"

Nolito

Pol dice no tener respuestas, solo interrogaciones: “¿Por qué se entrena la técnica en ausencia de fatiga? ¿Por qué entrenar la táctica intentando eliminar la fatiga? ¿Por qué valorar la resistencia de forma aislada al juego? ¿Estamos entrenando la técnica para el minuto 1?”. Su propuesta es seducir a los futbolistas y que recuperen la pasión y vuelvan así al juego posicional, al espíritu colectivo, a la presión intensa y al repliegue rápido. Y dejar el pasar por pasar para que con el pase pasen cosas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información