Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La FIFA pone un 9,25 al “Mundial de los Mundiales”

Blatter, junto a la mascota del Mundial. Ampliar foto
Blatter, junto a la mascota del Mundial. EFE

Los máximos dirigentes de la FIFA y destacadas autoridades brasileñas dedicaron la mañana de este lunes en el estadio Maracaná a repartirse alabanzas y felicitaciones por el “éxito deportivo y organizativo” del “Mundial de los Mundiales”. Joseph Blatter, presidente de la FIFA, compareció ante los medios y expresó su “felicidad” por “la excepcional calidad futbolística” del torneo y agradeció, una por una, “el esfuerzo” de las diferentes administraciones brasileñas después de varios años de críticas. El mandatario suizo, de 78 años, otorgó una nota de 9,25 al campeonato: “La perfección no existe”, dijo, “pero Brasil ha mejorado la Copa de Sudáfrica”. “Nunca un evento tuvo semejante repercusión”.

Luis Fernandes, secretario general de Deportes, destacó la “eficiencia organizativa compatible con el ambiente de fiesta que ha marcado el torneo”. “Esa es la marca de nuestro país”, añadió el ministro de Deportes, Aldo, Rebelo: “La tolerancia, el cariño, tratar bien a los extranjeros… Somos un país de mestizaje”. Rebelo reconoció que la humillante derrota brasileña obliga a “repensar y recuperar nuestro fútbol para preparar bien el Mundial de 2018”. Rebelo no se refirió a la dimisión de Scolari al frente del cuerpo técnico de La Canarinha, pero sí pidió evitar “soluciones fáciles y obvias” y dijo querer acabar con el “colonialismo futbolístico que implica el hecho de que chicos adolescentes se vayan a jugar a clubes de Europa”. “El fútbol no es el reino de la justicia, sino de la emoción”, expresó a modo de resumen del torneo.

Entre los aspectos positivos mencionados por las autoridades, además de la ausencia de graves problemas de inseguridad, se incluye la puntualidad de los vuelos, equiparable al índice de retraso medio observado en Europa, el uso masivo del transporte público y la integración de los centros de comando y control de las diferentes fuerzas de seguridad, que sólo para la final emplearon a 26.000 agentes. Como elementos negativos, Blatter reconoció la lucha contra el racismo y la discriminación, que de nuevo (como reconoció el propio vicepresidente Jeffrey Webb) ha vuelto a quedarse en meras palabras. La FIFA volvió a poner distancia con la red ilegal de reventa de entradas desarticulada en Río y São Paulo, dirigida por Ray Whelan, director de Match Services, empresa asociada a FIFA. Respecto a los fuertes abucheos que escuchó ayer en Maracaná, Blatter se encogió de hombros: “Si estás en este negocio, tienes que saber aguantar estas cosas”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información