Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La FIFA no le permite al Barcelona presentar a Luis Suárez

El delantero ya está en Barcelona, pero no puede acceder al club y se desconoce cómo y dónde podrá entrenarse

Luis Suárez, a su llegada a Castelldefels. EFE

Luis Suárez, el fichaje más caro de la historia del Barcelona — 81 millones de euros percibirá el Liverpool—, al menos oficialmente porque la operación Neymar supera los 100 millones, llegó ayer a la ciudad condal. La intención del club azulgrana era presentar al delantero uruguayo mañana, pero de momento no será posible porque la FIFA, que autoriza su traspaso —y gana tres millones de euros por la operación en base al cánon de solidaridad que afecta a este tipo de operaciones— ha prohibido al delantero cualquier acto público que tenga relación con un club de fútbol.

Se entiende que una presentación oficial en las instalaciones del Camp Nou resultaría contravenir la sanción impuesta a Suárez por morder a Chiellini durante el Uruguay-Italia del Mundial de Brasil y en consecuencia, la FIFA prohíbe la celebración del acto. El club sopesa alternativas y espera dar hoy una solución al problema con el que se encuentra.

“Como aficionado siento que el castigo lastime a Luis Suárez, pero como presidente de la FIFA debo aceptar las decisiones que se toman”, aseguró ayer el presidente de la organización, Joseph Blatter, con el que se reunió en Río el del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, el pasado domingo tratando de desencallar la situación. Fracasó. La FIFA no cede y, a falta de que se pronuncie el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS), Luis Suárez no podrá ser presentado.

Como aficionado siento que el castigo lastime a Luis Suárez, pero como presidente de la FIFA debo aceptar las decisiones que se toman”

Joseph Blatter

Lo más grave para el Barcelona es que, con la nueva estrella ya en la ciudad, el club no sabe aún dónde podrá entrenarse. La sanción también afecta a los entrenamientos que comenzaron ayer para 11 jugadores del primer equipo convocados por Luis Enrique. Entre ellos, Bojan, llamado a última hora el domingo, y que, como Tello y Afellay, sabe que no cuenta para el nuevo entrenador. Analíticas, análisis biomecánicos, un electrocardiograma, una ecografía, una prueba de esfuerzo y una densitometría convirtieron el primer día de la nueva era Luis Enrique en una visita al médico.

Los jugadores que participaron en el Mundial con España (Piqué, Iniesta, Pedro y Alba, a expensas de lo que decida Xavi) se incorporarán al trabajo del grupo, junto a Song y Rakitic, el día 24; el 28 llegará el portero chileno Claudio Bravo, que viajará con el resto del grupo a la estadía en Inglaterra, que terminará el día 2 de agosto con un amistoso en Niza. El 4 de agosto se espera a Messi, Mascherano y Neymar, que han disputado el Mundial hasta el último fin de semana.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información