Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Unicaja se las verá con el Madrid

El equipo de Joan Plaza acaba con el Gran Canaria, que se desplomó en el último cuarto

Toolson entra a canasta entre Báez y Tavares Ampliar foto
Toolson entra a canasta entre Báez y Tavares EFE

El Unicaja se las verá con el Real Madrid en las semifinales de la Liga ACB. Un gran cruce que devuelve al equipo andaluz a lo más granado de la competición cuatro años después. Entonces, el Unicaja cayó ante el Barcelona después de eliminar al Valencia. Éxito del conjunto de Joan Plaza y de sus jugadores. También de una entidad señera en el baloncesto español que no se había clasificado para las eliminatorias por el título en las dos últimas ediciones de la Liga. Ahora, lel cruce contra el Madrid se presenta apasionante, con un primer capítulo en la capital de España el próximo viernes.

Le costó a Unicaja entrar en el partido. Gran Canaria, con una sólida defensa, apenas dio opciones a los hombres de Plaza. El primer cuarto fue bastante aburrido, con mucha tensión defensiva y escasas concesiones en ataque. No hay más que ver los guarismos del marcador, 15-15, para deducir que las defensas se impusieron con claridad a los ataques. Espeso en la circulación y con fallos en los lanzamientos, el Unicaja no se manejó con cierta soltura hasta bien entrado el segundo cuarto.

UNICAJA, 79-GRAN CANARIA, 60

Unicaja: Granger (6), Suárez (8), Toolson (6), Caner Medley (14), Vázquez (8), —quinteto inicial—, Sabonis (0), Vidal (0), Urtasun (15), Calloway (13), Kuzminskas (0), Hettsheimer (5) y Stimac (4).

Herbalife Gran Canaria: Bellas (15), Newley (6), Hansbrough (7), Baéz (4), Tavares (4) —quinteto inicial—, Oliver (4), Santana (0), Akindele (7), Alvarado (0), Martín (10) y Beirán (3).

Árbitros: Martín Bertrán, García González y Calatrava.

Martín Carpena. Unos 7.000 espectadores.

Fueron los momentos en los que se acabó por imponer el mayor talento individual de los jugadores del Unicaja. En especial el de Calloway, que despertó en este segundo cuarto, y, sobre todo, el de Caner-Medley, que realizó jugadas de mucho mérito. Por ejemplo, el triple cercano al final del descanso que permitió a los andaluces marcharse a la caseta con una ventaja apreciable de cinco puntos (38-33). Auténtico oro puro en un partido donde cada balón se peleaba a muerte. En el Gran Canaria, fue Bellas el que sostuvo a los suyos. El conjunto canario siguió vendiendo cara su derrota en el tercer cuarto, pero se vio más entero a Unicaja conforme pasaban los minutos. De hecho, el equipo andaluz se vio revitalizado por la presencia de Urtasun, efectivo en el lanzamiento y capaz de contagiar a sus compañeros con su alto ritmo de juego. Contra todo pronóstico, el Gran Canaria se vino abajo en el último cuarto, lo que facilitó mucho el trabajo a los andaluces. Cuando faltaban seis minutos para el final, el Unicaja se colocó a 13 puntos de ventaja y la eliminatoria acabó justo en ese momento. Hasta el punto de que la diferencia en el marcador final no reflejó lo ocurrido en este choque de cuartos.

El primer partido de la serie de semifinales se disputará mañana entre el Valencia y el Barcelona, ya con el formato de al mejor de cinco partidos. Mientras que el primer duelo entre el Real Madrid y el Unicaja se jugará el próximo viernes. El conjunto que dirige Pablo Laso tiene la ventaja de campo y es el máximo favorito para imponerse en la Liga después de haber ganado la Copa del Rey y de ser subcampeón de la Euroliga.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información