Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miami desmantela a los Pacers y se mete en su cuarta final seguida

Las figuras de Indiana claudican ante LeBron y compañía (117-92) en un partido solo animado por las excentricidades de Stephenson

La NBA aprueba la venta de los Clippers al exdirigente de Microsoft

LeBron James, resguadado por Lance Stephenson.
LeBron James, resguadado por Lance Stephenson. EFE

Miami se metió en su cuarta final consecutiva de la NBA tras deshacerse de los Pacers con una contundencia demoledora (117-92). LeBron James, el big three, el equipo que ha ganado los dos últimos títulos, leyó perfectamente la situación a la que se enfrentaban y aprovecharon la oportunidad con una eficacia absoluta. Jugaban el sexto partido en casa y, sabedores de lo peligroso que podía ser un séptimo partido en Indianápolis, resolvieron el match ball con autoridad y zanjaron la final de la Conferencia Este con un 4-2.

Los Pacers volvieron a perder el desafío, como hace un año, y lo hicieron, además, con una actuación deplorable, tan nefasta que puede acarrear consecuencias en la toma de decisiones del equipo que dirige Frank Vogel. Nada más empezar el tercer cuarto, Indiana ya perdía por 28 puntos (62-34) y llegó a acumular una desventaja de 37 puntos (86-49). Claudicaron de manera decepcionante y muy especialmente sus mejores hombres, Paul George, Hibbert y Hill. George fue su máximo anotador, con 29 puntos, pero la mayoría de esos puntos llegaron cuando el partido estaba ya decidido.

MIAMI, 117 - INDIANA, 92

Miami Heat: Chalmers (4), Wade (13), LeBron James (25), R. Lewis (13), Bosh (25) –equipo inicial-; Ray Allen (3), Andersen (9), Cole (2), Battier (8), Douglas (6), Haslem (6), J. Jones (3) y Oden (0).

Indiana Pacers: Hill (9), Stephenson (11), Paul George (29), West (16), Hibbert (8 ) –equipo inicial-; Scola (2), C. Watson (2), Butler (2), Mahinmi (0), Copeland (6), Sloan (5) y L. Allen (2).

Parciales: 24-13, 36-21, 31-24 y 26-34.

American Airlines Arena de Miami. 20.021 espectadores.

FINALES DE CONFERENCIA

Este

Indiana-Miami (2-4)

Miami, finalista de la NBA.

Oeste

San Antonio-Oklahoma (3-2).

6º partido, 31 de mayo, 02.30, (madrugada del sábado al domingo, Canal +).

LeBron James, tras jugar en Indianápolis su peor partido en su larguísima trayectoria en los playoffs y anotar solo 7 puntos, recuperó su nivel habitual, es decir, su excelencia, y concluyó con 25 puntos y 6 asistencias. Fue el más destacado junto a Bosh, con 25 puntos y 8 rebotes.

El único que animó el encuentro con sus excéntricas acciones fue Lance Stephenson. El suyo es un caso digno de estudio. A sus 23 años, en su cuarta temporada en la NBA tras ser elegido en el puesto 40 del draft de 2010 y con el contrato mínimo que este año asciende a poco más de un millón de dólares, Stephenson se ha erigido en el jugador más excéntrico pero, a la vez también uno de los más efectivos, de su equipo.

En el quinto partido ya protagonizó un par de acciones insólitas, como soplarle a la cara a LeBron James, o entrometerse entre Spoelstra y sus jugadores cuando el entrenador de los Heat estaba impartiendo instrucciones. En el sexto encuentro, Stephenson se las tuvo de nuevo con LeBron.

Tras un par de roces, después de que LeBron le diera con la mano en la cara cuando trataba de defender un lanzamiento triple, Stephenson respondió tocándole la cara a la estrella de los Heat en una acción sin balón por en medio. Poco después, Stephenson, en el intento de llegar a un balón, le dio un manotazo a Cole. Los árbitros sancionaron la acción con una falta flagrante de grado uno, es decir, con dos tiros libres y posesión para Miami.

La frustración de los Pacers venía de atrás. Durante su serie ante Miami, las acciones de Stephenson y Hibbert simulando faltas les valió sendas multas, y las críticas de George a los árbitros le supusieron otra multa de 25.000 dólares. Las disensiones en el equipo ya habían trascendido antes del inicio de los playoffs y fueron ácidos los reproches de Hibbert hacia sus compañeros.

El éxito del big three desde que se juntó en 2010 cuando LeBron dejó Cleveland y Bosh se marchó de Toronto para reunirse con Wade en Miami, resulta espectacular. En la primera temporada llegaron a la final, aunque les sorprendieron los Mavericks de Nowitzki (4-2). En 2012 lograron el anillo tras vencer en la final a Oklahoma (4-1). Repitieron en 2013 después de superar en la final a San Antonio (4-3). El último equipo que llegó a cuatro finales consecutivas fue Boston, desde 1984 a 1987.

La venta de los Clippers

La NBA ha aprobado la venta de los Clippers por 2.000 millones de dólares, 1.470 millones de euros, al exdirector ejecutivo de Microsoft, Steve Ballmer. El acuerdo fue alcanzado por Shelly Sterling, esposa de Donald Sterling.

No obstante, la operación todavía está sujeta a muchas incógnitas. Donald Sterling ha amenazado con presentar una demanda por daños y perjuicios contra la NBA por difamación y por dañar su imagen. La NBA le sancionó con su expulsión de por vida de toda actividad relacionada con la Liga y con la máxima multa permitida, de 2,5 millones de dólares, por sus comentarios racistas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.