Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Mundial de Motociclismo 2014

“Disfruto, pero no me divierto”

Este es el peor inicio de temporada del piloto desde que ganó su primer título de 250cc en 2006. Dice que solo necesita un triunfo

Lorenzo, durante un descanso del GP de España. Ampliar foto
Lorenzo, durante un descanso del GP de España. AFP

Todavía ríe, pero menos que antes. Ríe cuando se relaja, con los suyos, y en la tranquilidad de su motorhome. Antes era cuando gestionaba su vida y sus carreras con la frialdad de una máquina. Pero Jorge Lorenzo (Barcelona, 27 años) es de carne y hueso. Este es el peor inicio de temporada desde que ganó su primer título de 250cc en 2006. Va a remolque desde que se cayó en la primera carrera del año. Pero él defiende que es el mismo. Solo necesita una victoria. Aspira a ella hoy (14.00, MovistarTV; 18.00, Telecinco), desde la primera fila de la parrilla y con Márquez en la pole.

Pregunta. ¿Qué le pasa a Lorenzo?

Respuesta. Cuando estás en la élite y luchas contra los mejores del mundo nadie se duerme. Todos los pilotos son muy buenos y cuando que te falta algo es imposible rendir igual que en tu mejor momento. En 2013 tenía experiencia, estaba muy bien físicamente, los neumáticos se calentaban muy rápido y tenía confianza desde el principio con la moto.Todo giraba a la perfección.

P. ¿Por qué perdió la forma física?

R. En invierno decidí quitarme una placa que tenía en el pulgar de la mano derecha desde 2010 porque estaba creando un pequeño bulto al rozar con el tendón. Además me operé para quitarme las placas que sujetaban la clavícula tras los accidentes del año pasado y también me hice una liposucción para quitar la grasa de los músculos lumbares y que rindan mejor. Con esas tres operaciones perdí la forma. Entre pitos y flautas pasó el tiempo y empecé a entrenarme demasiado tarde. Pensaba que en un par de semanas recuperaría el físico, pero no fue así. Cambié de entrenador, luego me puse a entrenar con otro, y después, como vi que no llegaba, con un tercero, con el que estoy ahora. Ya estoy adquiriendo la condición física que tenía el año pasado.

Me operé para quitarme las placas de la clavícula y me hice una liposucción”

P. También se queja de los neumáticos.

R. Este año son más duros en los lados. Por mi estilo de conducción yo paso más tiempo inclinado, así que me cuesta más porque no tengo agarre. Y por si no tenía suficientes problemas, el cambio sin embrague que pedí a Yamaha no me funcionaba bien: no entraban bien las marchas, se me cansaba mucho el pie, no me encontraba cómodo. Entre unas cosas y otras he estado perdiendo cuatro décimas por vuelta. Y esas cuatro décimas te hacen estar quinto en lugar de estar ganando carreras. Si a eso le sumas que Márquez y Valentino están más fuertes ganar resulta muy difícil.

P. ¿Cómo le afecta que no lleguen los resultados?

R. Tienes que preocuparte solo por lo que puedes cambiar. Y lo único que puedo mejorar yo es el físico.

P. ¿Doblar las horas de entrenamiento le ayuda a sentirse mejor?

R. He intensificado mis entrenamientos porque pensaba que era el problema principal. He sacrificado algunas cosas para dedicar más horas al físico. Ahora no entreno la técnica con la moto: mi padre se ha cogido unas semanas. Hasta que no me sienta igual o mejor que el año pasado prefiero no gastar las horas que dura el día en otra cosa que no sea entrenarme y descansar.

P. ¿Lo está pasando mal?

R. No... Creo que, aunque tenga días mejores que otros, un piloto de mi nivel, que ha conseguido tanto y que tiene la vida que tengo yo, no debe pasarlo mal. Debo estar agradecido cada día por lo que tengo. Nunca un deportista ha estado siempre en lo más alto: todos, por muy buenos que hayan sido, han tenido momentos malos. Pero llegará el momento en que las condiciones me serán favorables, solo es cuestión de no tirar la toalla y seguir trabajando para estar preparado.

P. ¿Tiene dudas?

R. No, ¿por qué tengo que dudar si hasta hace unos meses tuve un gran rendimiento, si fui el piloto que ganó más carreras el año pasado incluso en inferioridad de condiciones respecto a mis rivales? Para lograr eso en MotoGP hay que estar muy fuerte. Y ahora han cambiado las circunstancias. Como en la fórmula 1: ni Vettel era tan bueno cuando ganaba casi con una mano, ni ahora es tan malo por terminar por detrás de su compañero de equipo. Las circunstancias han cambiado y me tengo que adaptar a ellas para hacerlo lo mejor posible y volver a ganar.

Hay que preocuparse por lo que puedes cambiar. Yo solo puedo mejorar el físico”

P. ¿Se pregunta si Márquez es mejor que usted?

R. Márquez es mejor que yo en algunos aspectos y yo mejor que él en otros. El deportista perfecto no existe. Y la edad también va pesando. Le ha pasado a Valentino, me pasará a mí y a Marc también le llegará el día.

P. ¿Tiene la misma actitud que el Lorenzo que corrió en Holanda el año pasado recién salido del quirófano o el que peleó por el título hasta la última carrera?

R. ¿Es Vettel diferente al piloto del año pasado? Es el mismo, pero las cosas han cambiado. En estos deportes no solo dependes de ti mismo, no es como el atletismo o la natación. Ahora, más que nunca, dependo de la moto y de los neumáticos.

P. Siempre fue de esos que pone lo que le falta a la moto.

R. Sí..., pero por desgracia me equivoqué con cuándo comenzar con la preparación y sin físico es más complicado sacarle más partido a lo que tienes. Lo hice muy bien el año pasado y este me faltan todavía algunas cosas. Cuando las tenga, ganaré otra vez, como he hecho siempre. Lo hice con la Derbi, con la Aprilia y con la Yamaha.

P. Ha ganado en Mugello los últimos tres años, ¿se ve capaz de repetir?

R. Ganar depende de muchas cosas. Depende de mí sacar el máximo rendimiento y eso lo intentaré hacer.

P. Es año de negociaciones, ¿ya tiene una oferta de Yamaha para renovar?

R. Hemos empezado a negociar. La prioridad la tiene Yamaha porque siempre me han tratado estupendamente. Cuando conozca su oferta la estudiaremos y también escucharemos a otras marcas.

Soy relativamente joven y quiero ganar el campeonato al menos una vez más”

P. Ducati le pretende, ¿con 27 años y dos títulos de MotoGP, le convencería una oferta económica poderosa?

R. Siempre he dicho que el dinero no es lo más importante, pero es algo que todo el mundo mira. Sería hipócrita negarlo y yo nunca he sido un hipócrita. Pero soy relativamente joven y quiero ganar el campeonato al menos una vez más. Si cambio de equipo será porque realmente creo en el proyecto. Sigo pensando que lo más romántico sería quedarme en Yamaha y quizá también lo más seguro. Pero si me muevo no será solo por dinero.

P. La vida del deportista es corta, ¿le preocupa asegurarse el futuro?

R. Es fácil equivocarse y que el dinero se esfume. Yo espero cometer menos errores de los que cometí en el pasado para tener una buena vida. Soy afortunado por tener este trabajo, aunque a veces sea estresante.

P. ¿Qué significa para usted ganar?

R. Mucho. Porque siempre he sido muy competitivo, algo fuera de lo normal. He conocido a muy poca gente tan competitiva como yo. El otro día se armó un revuelo por aquello que dije de que nunca me he divertido en la moto y me da rabia porque no se entendió bien. No creo que haya ningún piloto que vaya partiéndose de risa encima de la moto. No es como cuando te cuentan un chiste muy gracioso o cuando ves en el cine una peli que te encanta. Yo me divierto a mi manera y, sobre todo, me divierto cuando gano. Lo que más me gusta es ganar.

P. ¿Habría que distinguir entre divertirse y disfrutarlo?

R. Sí, digamos que disfruto, pero no me divierto.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información