Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roura y Altimira dirigirán el fútbol base del Barcelona

Messi firma la mejora de su contrato antes de viajar a Rosario para incorporarse en breve a la selección argentina

Messi firma la mejora de su contrato, junto a Bartomeu.
Messi firma la mejora de su contrato, junto a Bartomeu. DIARIO AS

La salida de Tata Martino y la entrada de Luis Enrique supondrán también cambios en el organigrama técnico del Barcelona. Jordi Roura y Aureli Altimira, integrados en el staff del técnico argentino después de ser fichados durante las etapas de Pep Guardiola y Tito Vilanova, pasarán a ser el director y el coordinador del fútbol formativo, respectivamente, en sustitución de Albert Puig y Guillermo Amor, cuya nueva función todavía no se ha dado a conocer.

Joan Francesc Ferrer, conocido como Rubi, en cambio, no continuará después de ser contratado la pasada temporada del Girona por indicación de Vilanova. Eusebio Sacristán, mientras tanto, ha aceptado la propuesta de renovar como entrenador del Barça B y Paco Seirul·lo, preparador físico vinculado al primer equipo, pasará a ser el nuevo director del área de metodología del entrenamiento, un cargo de nueva creación en la estructura del área de fútbol.

La firma de Messi

Ayer también Leo Messi y el presidente Josep Maria Bartomeu firmaron la actualización del contrato del futbolista, que por la tarde viajó a Rosario para incorporarse próximamente a la selección de Argentina. El acto empezó a las 14.00 horas y se alargó hasta las 18.20 a causa de la múltiple documentación a diligenciar y contrastar. Bartomeu, además, tuvo que incorporarse a la junta directiva que comenzó a las 15.00. Así las cosas, el último documento se firmó fuera de las oficinas del club, concretamente en el aeropuerto antes de que el jugador viajara a su país.

Leo pide "perdón" al barcelonismo

Leo Messi escribió un breve mensaje en su cuenta de la red social china Weibo en la que pide perdón a todo el barcelonismo por su mala temporada. "No salieron las cosas como esperábamos, fue un año duro en lo personal y en lo global. Aún así tuvimos la oportunidad de lograr un objetivo en el último partido y no supimos aprovecharlo". Y, descontento por su actuación personal, añadió: "Pedir perdón a todo el barcelonismo; prometo que el año que viene volveremos a estar a la altura de este club y conseguiremos cosas importantes".

Aunque dejó un mensaje un tanto confuso al final del texto. "Estoy muy feliz de seguir en mi casa como siempre lo dije. Es la gente del Barcelona la que decide qué hacer con mi futuro, pero mi elección es continuar ya que sigo sintiendo el mismo cariño de parte de ellos. Pero si así no fuera, buscaré una solución porque siempre voy a querer lo mejor para este club".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.