FÚTBOL | FINAL DE LA CHAMPIONS LEAGUE

Veteranos desde 1989

El club rojiblanco, fiel a su pasado, premia la fidelidad y concede prioridad a los socios más antiguos

Costa y Raúl García celebran un gol en la Champions.
Costa y Raúl García celebran un gol en la Champions.REUTERS

Como los billetes de 500 euros, las entradas para la final de la Liga de Campeones no se ven. Y, si se muestran, están bien agarradas. En los alrededores del Vicente Calderón miles de hinchas rojiblancos han hecho cola, desde el pasado martes hasta las cuatro de la tarde de este jueves, para conseguir el preciado boleto. Había centenares de bufandas, camisetas y mucho enfado por las horas de espera y el modelo de reparto. La regla que impuso el club era simple: hay 13.050 entradas para los socios.

Tenían derecho a ella los que gozaban de 25 años de antigüedad (los 3.774 primeros), o los que atesoraban el abono de esta temporada para todas las competiciones (abonados hasta el 6.500). Para el resto de aficionados, pocas esperanzas. Ninguna más bien.

"Nosotros siempre hemos premiado la fidelidad", dicen desde el club

Tras la victoria en Londres ante el Chelsea, el actual líder de la Liga repartió los 16.970 boletos que le había suministrado la UEFA. El 80% (13.050 entradas), para sus socios más veteranos, a razón de una para cada uno. A las peñas —hay 716 rojiblancas—, otras 950 . Y para los compromisos del club, entre los que se encuentran los jugadores, que tocan a 25 cada uno, 2.970. Y ya no hay más entradas.

"Todo es mejorable pero nosotros siempre hemos premiado la fidelidad", sostienen fuentes del club. Respecto a las horas de espera subrayan que el problema está en los billetes. A diferencia de otras competiciones, estos son personalizados y, por tanto, hay que corroborar todos los datos y eso, cuentan, requiere más tiempo del habitual. En cuanto al método de reparto, comprenden y conocen la irritación entre los hinchas, pero matizan, sin embargo, que para la final de la Liga Europa en Bucarest de 2012 —que ganaron 0-3 al Athletic— se podían adquirir cuatro por socio. Y ahora si se hiciera lo mismo, dicen, sería injusto.

Mucho enfado en el Calderón por las horas de espera y el reparto

Es tal el control, que en los despachos rojiblancos aseguran que si algún socio revende la entrada será expulsado de manera temporal o definitiva. No obstante, si usted no puede viajar a la capital lusa, la intención del club colchonero es abrir el estadio para los aficionados el mismo día del partido.

Dice la aplicación Google Maps que de Madrid a Lisboa en avión se tarda una hora y diez minutos, si no hay retrasos. Dice que en coche son cinco horas y 48 minutos sin atascos. Afirma que a pie son 121 horas, pero sin descanso. El 24 de mayo será diferente. Y, por supuesto, el 25. El calendario muestra que, para ese histórico sábado, quedan 15 días.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50