Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El City acaricia la Liga

Para ser campeones, los de Pellegrini solo necesitan un punto en la última jornada ante el West Ham tras golear al Aston Villa (4-0)

Dzeko celebra uno de sus goles. Ampliar foto
Dzeko celebra uno de sus goles. AFP

"Pellegrini, the charming man (el hombre encantador)". Así saludó este miércoles la grada del Etihad el encantamiento del técnico chileno Manuel Pellegrini, a punto de proclamarse campeón de Liga en su primera temporada en la competición inglesa. Solo necesita un punto en la última jornada (el domingo en casa ante el West Ham, 16.00, Canal Plus) para acabar primero el torneo: sería el segundo título de Liga para los citizens en tres años y el cuarto de su historia tras 1936-37, 1967-68, 2011-12 y este. Fiel a la estética de su entrenador, lo hará con un saco de goles: 96 tras vapulear este miércoles al Aston Villa por 4-0, con dos tantos de Dzeko, un tercero de Jovetic y el último del impresionante Yaya Touré. Al Liverpool, que recibe el domingo al Newcastle, solo le queda esperar una derrota improbable del City. Dzeko, con 16 dianas en Liga y 26 en todas las competiciones, ha sido clave en el estirón final del cuadro de Pellegrini, relegando al otro delantero, el español Negredo, a un rincón del banquillo en este tramo final que le resta opciones de acudir con España al Mundial de Brasil. Esta vez Negredo entró por Dzeko en el minuto 86.

Le costó más de una hora al Manchester City abrir la caja del Aston Villa. Llovía persistentemente en el Etihad cuando Silva encontró la manera, un pasillo para la entrada por el extremo derecho del lateral Zabaleta. El centro raso del argentino fue rematado de primeras por Dzeko. Fue una liberación bajo el diluvio. Una apertura facilitada por un cambio táctico previo de Pellegrini: entró Jovetic por Milner, abrió a la derecha a Silva y el montenegrino se quedó de segundo de Dzeko. Mano de santo para el City, que marcó el segundo poco después, casi de idéntico modo: Silva a Zabaleta y el envío de este lo remachó Dzeko tras el despeje del portero al tiro anterior de Nasri. Resuelto el misterio, Pellegrini ya retiró a Silva, despedido como lo que es para el City, una estrella. Entró Fernandinho. El City no patinó.  "Cuidado, nosotros no debemos resbalar", advertía una aficionada en una pancarta con la imagen caricaturesca de Gerrard, el capitán del Liverpool cuyo resbalón ante Chelsea en Anfield el pasado 28 de abril dinamitó las opciones de ganar la Liga de los reds. Jovetic y Touré pusieron el lazo a la fiesta de Pellegrini.

Mientras, en Francia, el PSG ha ganado este miércoles la cuarta Liga de su historia gracias al empate de su perseguidor, el Mónaco, 1-1 frente al Guingamp. El cuadro de Blanc logra su segunda liga consecutiva, tras la lograda la temporada pasada con Carlo Ancelotti en el banquillo. Berbatov adelantó al Mónaco, pero Fatih Atik igualó el partido a cinco minutos para el final. El técnico italiano Claudio Ranieri abandona el banquillo del Mónaco. El PSG, propiedad de Qatar Investment Authority desde 2012, el fondo soberano de inversión del estado catarí, está siendo investigado por la UEFA por no respetar el fair play financiero (un equilibrio entre los gastos y los ingresos). El dinero del petróleo procedente del estado catarí ha permitido fichar a algunos de los mejores jugadores: Ibrahimovic, Thiago Silva, Pastore, Verratti, Lucas Moura, Lavezzi y Cavani. 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.