Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Va por el Chucho Benítez

La física y competitiva Ecuador recuerda en cada partido a su delantero, fallecido en julio pasado por una peritonitis

El equipo de Ecuador. Ampliar foto
El equipo de Ecuador. AFP

Imponente en Quito, Ecuador basó su clasificación al Mundial en casa, donde sumó triunfos por partidos menos en la visita de Argentina. Aunque fuera de sus fronteras fue un desastre, sin victoria alguna, le alcanzó con tres empates para superar a última hora a Uruguay y lograr el salvoconducto a Brasil. Su batalla más complicada, sin embargo, fue reponerse al fallecimiento del delantero Chucho Benítez, que sufrió una peritonitis mal atendida en Doha (acababa de fichar por El Jaish catarí) que acabó por afectar a su corazón. “Va por Chucho, eterno goleador”, anunciaron los jugadores al alcanzar el Mundial, del mismo modo que no ha habido un duelo en el que se le haya recordado en las gradas o en el vestuario. “Pasan los días y no se asimila todavía”, convino Reinaldo Rueda, el seleccionador; “por su integridad como ser humano y porque era el único que hacía goles”.

Lloró Ecuador la muerte del ariete, del mismo modo que tampoco pudo reprimir las lágrimas Rueda cuando se refirió a su persona. Un entrenador que suma éxitos a cada curso, puesto que expuso el potencial de Colombia en las categorías inferiores, llevó a Honduras por segunda vez a un Mundial en Sudáfrica y ahora ha configurado un conjunto de lo más competitivo, situado en el número 28 del ranking FIFA.

El veloz y habilidoso extremo Antonio Valencia (Manchester United), que pone centros medidos, el despliegue de Noboa (Dinamo de Moscú) en el eje, el regate de Jefferson Montero (Monarcas Morelia) y el remate de Caicedo (Al-Jazira) son la gran amenaza del equipo. Dinamita de la buena a tener en cuenta, sobre todo porque el grupo que le ha tocado es asequible, con Francia de favorita, además de Suiza y, precisamente, Honduras como compañeros de viaje.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.