Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Villarreal expulsa “de por vida” al autor del lanzamiento del plátano a Dani Alves

La rapidez de las fuerzas de seguridad del Madrigal, junto con los aficionados que presenciaron la escena, han resultado claves

Captura televisiva del momento en el que Alves recoge y come el plátano.
Captura televisiva del momento en el que Alves recoge y come el plátano.

Gracias a las fuerzas de seguridad presentes en El Madrigal y la colaboración de los aficionados amarillos, el club castellonense ha identificado al autor del lanzamiento del plátano a Dani Alves cuando el defensa del Barça se disponía a efectuar un saque de esquina en el minuto 75 del encuentro entre el Villarreal y el conjunto culé. Delatado por los mismos simpatizantes que se encontraban al lado del individuo, la entidad de Roig ha retirado de por vida el carnet de socio del Villarreal. El autor del despectivo acto se encuentra “hundido, arrepentido y avergonzado”, según sus palabras aseverando que “no soy racista, fue un impulso del momento”. El Villarreal lamenta y rechaza profundamente el incidente y subraya “su firme vocación por el respeto, la igualdad, la deportividad y rechaza cualquier acto violento, de discriminación, racismo o xenofobia”, apunta el club amarillo como se ve reflejado en numerosos carteles distribuidos por todo El Madrigal.

El Villarreal no ha dado las señas de identidad del autor que se encontraba en la esquina norte de El Madrigal, lugar donde se ubican un pequeño reducto de unos 50 integrantes, aprendices de radicales y que se instauró dos temporadas atrás en El Madrigal. Se trata de un grupo de animación que confunde en ocasiones el dar aliento al equipo con la mala educación. Desde el seno del club amarillo están descontentos con el comportamiento de este colectivo que afea a la globalidad de la modélica afición del Villarreal que fue nombrada la mejor de la temporada pasada en Segunda División.

Cabe destacar que es el segundo desagradable incidente que sucede en El Madrigal en el presente curso, tras el lanzamiento de un bote de gas lacrimógeno sucedido el pasado 15 de febrero en el encuentro entre el Villarreal y Celta y que obligó a suspender el partido 20 minutos y a que 14.000 aficionados abandonaran el recinto deportivo. Aún se desconoce la autoría del acto vandálico.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información