Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hubiera sido futbolista toda la vida”

Javi Gracia, en la ciudad deportiva de Tajonar
Javi Gracia, en la ciudad deportiva de Tajonar DIARIO AS

Javi Gracia (Pamplona, 1970) entrena a Osasuna con 43 años pero no es un novato. A pesar de que su edad de pie a la interpretación contraria, a ese reconocimiento tácito a la experiencia, ya ha pasado por siete banquillos distintos. Esta tarde se sentará por primera vez en el Santiago Bernabéu para enfrentarse al Madrid (20.00, Canal + Liga), en un final de temporada en el que de nuevo su equipo lucha por mantenerse en Primera.

Pregunta. ¿Cómo es eso de entrenar al equipo que no le dio carrete como futbolista?

Respuesta. Jugué de niño en Osasuna, desde los 7 años hasta los 12 años, pero cada vez participaba menos, no me divertía y preferí salir. A día de hoy con 43 años volver a mi ciudad a entrenar a Osasuna es algo que me hace muchísima ilusión, aunque por mí hubiera sido futbolista toda mi vida.

P. Vuelve después de haber entrenado al Villarreal, Cádiz, Pontevedra, Almería… ¿Le gustaría parar esa lista en Pamplona durante un tiempo?

R. Un entrenador siempre tiene que tener las maletas preparadas, estar dispuesto a ir a donde la profesión te lleve. Nunca ha sido un obstáculo para mí cambiar de ciudad, aunque Pamplona es y será siempre mi ciudad. Ahora estoy centrado en terminar esta temporada y después ya se verá.

P. Los destinos no solo han sido nacionales, también pasó por Grecia (Olympiakos Volou y Kerkyra). ¿Cómo fue esa experiencia?

R. Allí tuve la oportunidad de entrenar en Primera división. Está claro que es una liga muy distinta a la española, inferior. Pero pude enfrentarme a equipos de nivel como el PAOK, AEK… De todo se aprende, eso está claro.

Javi Gracia, durante un entrenamiento con Osasuna ampliar foto
Javi Gracia, durante un entrenamiento con Osasuna EFE

P. En Osasuna ha querido ralentizar el estilo de juego de un equipo demasiado volcánico. ¿Lo ha conseguido?

R. Todos los cambios llevan su tiempo. Empezamos últimos y desde entonces hasta ahora hemos ido mejorando. Este mes de marzo ha sido malo, pero estar luchando por no bajar es nuestra realidad. Hemos tenido que ir compaginando buenos resultados con derrotas bajo mi punto de vista inmerecidas.

P. A falta de cuatro jornadas para el final se enfrentan al Madrid con la permanencia en juego.

R. Está claro que el Bernabéu no es el mejor sitio para ir a sacar los puntos que te hacen falta a estas alturas. Hemos cedido contra equipos de la parte media-baja de la tabla a los que ellos han ido goleando y encima sin encajar goles. Va a ser un partido complicado, pero vamos a intentar seguir compitiendo bien, que suceda lo que suceda no nos debilite de cara a los siguientes tres partidos que tenemos por delante en los que nos jugamos mucho. No hemos perdido en los últimos cuatro partidos (1 victoria y 3 empates).

P. ¿Cómo han llegado a esta situación? Ganaron al Atlético en El Sadar (3-0), y Barça y Madrid no pasaron del empate como visitantes (0-0 y 2-2).

R. Con ver los números te das cuenta de que nuestra capacidad realizadora no está siendo la mejor. Aun así intentaremos aprovechar nuestras posibilidades.

P. ¿Cómo ha motivado a los jugadores para este partido?

R. Ante partidos como este es bastante sencillo. Prácticamente no hay que hacer nada, el problema es que esa motivación es directamente proporcional a la dificultad del encuentro. Aunque mi equipo tiene muchos defectos, entre ellos no está el de perder la motivación o la ilusión como hemos demostrado a lo largo de toda la temporada.

P. ¿Ha desaparecido la capacidad de sorpresa en el fútbol?

R. Las sorpresas se están reduciendo mucho. Si acaso como local puedes tener alguna oportunidad de coger a contrapié a equipos como el Madrid, Barcelona o Atlético, como hemos hecho nosotros además del Granada o el Valladolid. Pero de visitante es prácticamente imposible, tienen que darse muchas situaciones.

P. ¿Cuál es la situación de la cantera de Tajonar?

R. Tajonar ha dado jugadores que hoy día están jugando las semifinales de la Liga de Campeones (Raúl García y Azpilicueta) y los seguirá dando en el futuro, es cuestión de tiempo. El trabajo con ellos se está haciendo, pero todo pasa por que estén cada vez mejor formados. Osasuna necesita jugadores de la cantera no solo por su situación económica sino para mantener sus señas de identidad.

P. ¿Ha cambiado la mentalidad de los futuros futbolistas?

R. La verdad es que decir que las cosas ahora no son como las de antes con 43 años hace que me sienta mayor, pero es la verdad. Antes teníamos otras motivaciones, se jugaba por ejemplo mucho más en la calle, y ahora en cambio hay otras comodidades, otras distracciones y otros condicionantes. No es cuestión de los chavales sino de la sociedad en la que viven.

Más información