Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
NBA

D'Antoni: “Olieron la sangre en el agua y nos mataron”

El vestuario angelino, abatido y crítico: "Nuestro juego fue horrible", admite Pau Gasol

El técnico Mike D'Antoni da instrucciones durante el partido. Ampliar foto
El técnico Mike D'Antoni da instrucciones durante el partido. AFP

La pésima temporada de Los Angeles Lakers tocó fondo la pasada madrugada en el derbi de la ciudad californiania, donde los Clippers endosaron a sus vecinos la peor derrota de su historia. Una paliza por 48 puntos (94-142) que mancha la historia de una franquicia con 16 anillos en su palmarés. En un curso plagado de lesiones -saltaron a la pista sin Kobe Bryant, Steve Nash, Nick Young y Jordan Hill- y condenado a ser un año de transición desde el inicio, los Lakers se hundieron como nunca en su historia frente a un rival que "olió la sangre y asesinó", en palabras del técnico angelino, Mike D'Antoni.

"Nos dieron una paliza por 48. No es divertido", afirmó el escolta de los Lakers Jodie Meeks. "Independientemente de si se trata de un récord o no, sigue siendo frustrante. No es divertido volar por los aires en cualquier nivel, pero especialmente en la televisión nacional y enfrente del mundo . Tenemos que tener más orgullo que eso. No creo que los Clippers sean 48 puntos mejor que nosotros".

"Nuestro juego fue horrible. Pérdidas de balón, no defendimos y no movimos la pelota lo suficiente", dijo Gasol. "No creamos jugadas para los demás, y así es como empezamos a desmoronarnos. Pero no podemos detenernos en este partido ni venirnos abajo".  El catalán (21 puntos, 7 rebotes) fue lo único salvable en un partido que los Lakers empezaron bien (20-13). Sin embargo, en el ecuador del primer cuarto se produjo el apagón general del equipo que aprovecharon los Clippers en un segundo parcial histórico (13-44).

"Miseria=motivación", escribió Kobe Bryant en su cuenta personal de Twitter. 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información