Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puyol anuncia que dejará el Barcelona a final de temporada

El central azulgrana, de 35 años, anuncia que rescindirá su contrato, hasta 2016, debido a sus problemas físicos

Puyol anuncia su marcha del Barça a final de temporada

Obiorah, delantero del Lokomotiv de Moscú, descontó a Bonano con el regate y se plantó frente a la portería. Levantó la vista y chutó con fuerza, a media altura. Parecía gol. Pero no lo fue porque ese 24 de octubre de 2002, en el penúltimo duelo de la liguilla de la Copa de Europa, Carles Puyol (La Pobla de Segur, Lleida; 35 años) reculó y se lanzó con el pecho por delante para despejar con el escudo del Barça. Líder y capitán, Puyol significó durante los años de sequía –cinco temporadas sin título alguno- lo mismo que en la época de bonanza, desde que llegara Guardiola hasta hoy: corazón, garra, sentimiento, físico, fútbol. No era raro verle con el grito en la boca cuando el equipo perdía por goleada o cuando avasalla al rival, siempre exigiendo el máximo compromiso. Y esta tarde, se significó con su ejemplo, al renunciar a los dos años de contrato que le quedan –unos 14 millones de euros-, también para concluir el curso sin presión, más allá de la propia competición. “Dejaré de ser jugador del Barça al final de la temporada. El club lo sabe, también el qué y cómo se hará”, argumentó Puyol, acompañado por el director deportivo, Andoni Zubizarreta, el delegado Carles Naval y el preparador físico Juanjo Brau, además de su gran amigo de la infancia Javi, e Iván de la Peña, completado por los futbolistas del primer equipo que se encontraban en la ciudad deportiva no convocados por las selecciones (Piqué, Pinto, Bartra, Tello, Montoya, Afellay, Adriano, Oier y Dos Santos). Acorde y coherente con sus palabras, el 5 dice adiós al Barça, decisión que reveló hace unos días al presidente Josep Maria Bartomeu. Y lo hizo en un visto y no visto, en una comparecencia que apenas llegó al minuto y medio.

Hace tiempo que se siseaba la noticia de su adiós porque es el defensa que menos ha contado para el técnico Tata Martino (solo ha jugado 12 partidos de 43, el 25,92% de los minutos totales), sobre todo porque la rodilla derecha no está para muchos trotes –“No es que no lo vea para jugar partidos seguidos, pero tampoco lo veo para correr riesgos en tanto que lo podamos dosificar”, reflexionó hace poco Martino- y su nivel está lejos del que fuera, al tiempo que hacía semanas que no decía ni pío cuando se reclamaba su voz, como en la derrota ante la Real Sociedad. “A Rosell le dije que si no podía seguir el ritmo, no cumpliría mi contrato”, señaló al principio del curso. “¿Retirarme? Si sigo disfrutando, seguiré. De momento, mi idea es acabar la temporada y ya veremos. Pero a mí me gustaría seguir”, abundó el pasado 9 de enero, después de completar un partido de Copa ante el Getafe. Ahora, sin embargo, la decisión ha virado de rumbo. “No sé qué haré en el futuro, pero sí que quiero descansar después de tantas lesiones”, afirmó. Ha sufrido tres artroscopias de rodilla, se ha roto los pómulos, el hombro, el tabique nasal, fisurado el tobillo y costillas, además de múltiples lesiones musculares. “Es su forma de jugar, darlo todo siempre. Es lo que le ha hecho tan grande”, explican desde el Barcelona. Lesiones que le han privado de toda continuidad (hace dos años disputó 44 de los 64 encuentros, y el 60,17% de minutos; y el año anterior, 22 de 60 y el 30,15%) y que ahora le han hecho tomar la decisión más complicada de su vida, toda vez que negó al Milan –el club de sus caprichos porque allí jugó su referente Maldini- para reafirmarse culé de por vida. O casi. “Después de las dos últimas lesiones, me cuesta más de lo que pensaba y de lo que me dijeron los cirujanos”, argumentó el central azulgrana; “pero quiero dejar claro que no lo dejo hoy, sino que quedan meses de campeonato e intentaré ayudara lograr los objetivos de la temporada”.

Trayectoria y palmarés

Nace el 13 de abril de 1978 en La Pobla del Segur (Lleida)

Debut con el Barcelona: 2 de octubre de 1999, de la mano de Louis van Gaal: Valladolid, 0; Barcelona, 2

392 partidos de Liga, 58 de Copa y 129 de competiciones europeas. 14 partidos en otros torneos. 18 goles en total.

Títulos con el Barcelona:

6 Ligas (2005, 2006, 2009, 2010, 2011, 2013)

6 Supercopas de España (2005, 2006, 2009, 2010, 2011, 2013)

2 Copas del Rey (2009, 2012)

3 Ligas de Campeones (2006, 2009, 2011)

2 Supercopas de Europa (2009, 2011)

2 Copas Mundial de Clubes (2009, 2011)

Con España

Debut: 15 de noviembre de 2000, con José Antonio Camacho, en Sevilla, en un amistoso contra Holanda, el mismo día que debutó Xavi.

100 partidos internacionales y tres goles.

Medalla de plata Juegos Olímpicos (2000)

1 Eurocopa (2008)

1 Mundial (2010)

Palabras de Puyol, que llegó a La Masia en 1995, cuando firmó por el juvenil después de despuntar como extremo en Pobla, el equipo de su pueblo. Tras pasar por Barça C y el filial, el 2 de octubre de 1999 debutó con el primer equipo, reclamado por Van Gaal para medirse con el Valladolid (0-2). Por entonces, era un jugador de banda, estupendo en el choque y el corte, pero sin demasiada progresión por el costado. Por ello, por sus cualidades físicas y capacidad de corrección, dio un paso hacia dentro para convertirse en central, al tiempo que tomaba clases de táctica y juego colectivo para comprender los entresijos de la posición. Un afán de superación y liderazgo que ha marcado y definido su carrera, por más que tardara cinco temporadas en conseguir su primer título. Desde ese momento, sin embargo, no ha parado, con 392 partidos ligueros a sus espaldas y un total que ronda los 600 –solo tiene delante en Liga a Xavi, con 463-, ahora con seis Ligas, tres Champions, dos Copas, dos Mundiales de Clubes, dos Supercopa de Europa y seis Supercopas de España. Además, ha sido 100 veces internacional y ha participado en unos JJOO (2000), en tres Mundiales y dos Eurocopas, con los títulos europeo de 2008 y mundial de 2010. En Sudáfrica pasó a la historia por el gol de cabeza a Alemania en semifinales.

Capitán que ha alzado dos Orejonas –la otra, la de Wembley (2011), se la cedió a Abidal en un gesto solidario por su batalla contra el cáncer-, se le recordará también, entre otras muchas cosas, por ese gol en la victoria del 2-6 en el Bernabéu, cuando besó el brazalete, o en la semifinal del Mundial a Alemania, cuando voló sobre los defensas para enviar a gol el córner sacado por Xavi.

Puyol siempre dijo que quería seguir jugando hasta los 40 años. Ahora, sin embargo, se sabe que no lo hará en el Barcelona. “Al final de la temporada haré otra rueda de prensa para quien quiera y pueda venir en la que me despediré. Ese día contestaré a todas las preguntas”, zanjó, al tiempo que le dedicaron aplausos. Puyi, sin embargo, ya enfilaba la puerta.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información