“Molestará, pero estamos vivos”

Simeone dice que los rojiblancos pelean “contra todo” y sus futbolistas destacan el valor de competir por el título contra rivales con mucho mayor potencial económico

Mono Burgos se encara con el árbitro del partido, Delgado Ferreiro
Mono Burgos se encara con el árbitro del partido, Delgado Ferreiro claudio álvarez

La realidad tumba las ilusiones lo mismo que la ilusión puede transformar la realidad. Por eso se dieron cita en el Calderón casi 50.000 hinchas rojiblancos con ese hormigueo estomacal que hace un par de décadas que no sentían. Un derbi con el título en juego, un partido de otra época en la que el distanciamiento económico no era tan desproporcionado. El realismo que embargó a la hinchada rojiblanca era justificado. Su equipo, a 13 jornadas del final del campeonato, se presentaba a tres puntos del liderato. A partir de ahí, los sueños de grandeza son incontrolables en la grada y se dispararon cuando su equipo supo sobreponerse al golpe del gol de Benzema a los tres minutos y a un penalti reclamado por Diego Costa. Primero lo hizo con el gol de Koke tras una gran jugada individual de Arda, que después de pasearse por delante de toda la defensa madridista amagando el disparo se giró sobre sus propios pasos y encontró a Koke liberado para que este superara a Diego López con un disparo cruzado. Luego, Gabi, con un derechazo desde 35 metros, hizo líder al Atlético hasta el minuto 82, cuando Cristiano culminó una pérdida de balón de Mario que Carvajal centró atrás y Bale, involuntariamente, cedió al portugués.

Cuando jueguen Madrid y Barça alguno lo va a tener difícil”, comenta el argentino

Solo ese tipo de error, que el Madrid no suele perdonar, empañó ese regreso del equipo de Simeone a sus raíces, a la versión que le mantiene a un partido del liderato entrando ya en la recta final del campeonato. “Arrancamos con un gol que nos golpeó, pero el equipo tuvo una gran reacción a partir del minuto 20. Empezamos a jugar en campo rival, eso nos generó oportunidades”, explicó el técnico argentino, que reconoció que la entrada de Marcelo y Carvajal ayudó al Madrid a generar más peligro. “Sin duda la entrada de Marcelo les dio más vuelo lateral, nosotros tuvimos alguna contra que no pudimos definir en el último pase y alguna situación de gol”. Esos partidos guerrilleros, en los que sus futbolistas se exprimen para ejecutar sus planes, le enorgullecen sobremanera. La satisfacción es mayor aún cuando enfrente está un rival con más recursos que el suyo: “Estoy orgulloso de este plantel, hombres que juegan contra todo, le doy un gran valor al trabajo del equipo”.

No quiso especificar El Cholo si ese “contra todo”, era contra el arbitraje: “El resultado es el que es, por más que hayas tenido momentos en los que eres superior o has ido ganando. Lo que cuenta es el resultado final. Me importa la forma en la que se jugó y el equipo mostró que está vivo”. Luego lanzó una indirecta para quién quiera recogerla repitiendo que su equipo sigue compitiendo: “A alguno le molestará, pero está vivo”. Y sobre los dos grandes, afirmó: “Cuando jueguen Madrid y Barça, alguno lo va a tener difícil”, en referencia al árbitro que dirija el próximo clásico.

Preguntado por la expulsión de su asistente, Germán Burgos, encarado a Delgado Ferreiro, Simeone estuvo irónico. “No dijo nada… antes. Después, sí. El cuarto árbitro interpretó que dijo algo, pero no dijo nada”.

El técnico, pese a que el Madrid cercó a su equipo en los instantes finales y algunos de sus jugadores parecían agotados por el esfuerzo, solo hizo un cambio. Vio a su equipo seguro, aunque sufriendo, y la única variante que introdujo fue la de Cebolla Rodríguez por Arda Turan: “Entendía que íbamos ganando y por el ritmo con el que se estaba jugando era muy difícil entrar y la verdad que lo veía bien. Metí al Cebolla Rodríguez porque tiene características de intensidad y era lo que nos servía”.

Ellos podían hacer cambios con jugadores de 60 millones”, afirma Filipe Luis

De alguna manera, ese discurso de Simeone de que hay gente interesada en que al Atlético le vaya mal caló en algunos de sus futbolistas. “Hay gente a la que no le interesa que el Atlético pueda estar ahí. Las diferencias económicas cada vez son más grandes. Hoy el Madrid podía hacer cambios con jugadores que valen 60 millones. Tenemos que hacer la mejor temporada de la historia del Atlético de Madrid para estar a tres puntos”, explicó Filipe Luis. El lateral brasileño, que, como Juanfran, se impuso en defensa a Cristiano y a Bale, según le cayera uno u otro, se cebó con lo que considera una verdad real: “Es imposible competir con Madrid o Barça a 38 partidos, ellos con el mismo calendario pueden sacar jugadores de 45 millones de euros. No interesa que el Atlético esté ahí, los de abajo cada vez tienen menos. Si Cristiano o Messi se van esta sería una Liga mediocre. Nosotros podemos estar arriba con corazón; si no ganan la Liga el Madrid o el Barça el año que viene se gastarán barbaridad”.

“Me voy con un mal sabor de boca. Ha sido un partido muy abierto, con ocasiones para los dos, pero estoy orgulloso del Atlético. Queríamos ofrecer esta intensidad y estas ganas a la afición y creo que así lo hemos hecho”, añadió Filipe Luis.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción