Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No supimos encontrarnos”

Simeone reconoce la superioridad rojilla y que el Atlético no estuvo en el primer tiempo

Diego Costa y Gabi se lamentan tras un gol. Ampliar foto
Diego Costa y Gabi se lamentan tras un gol. ap

No se extendió mucho Diego Pablo Simeone a la hora de explicar la derrota de su equipo. Su discurso giró en torno al reconocimiento de la superioridad de Osasuna. Estuvo cortante en alguna de sus respuestas el Cholo después de la segunda derrota consecutiva del Atlético fuera de casa y ante un rival, como el Almería, que deambula por la zona medía baja de la tabla. “¿Ha fallado en los cambios?”, le preguntaron en referencia a las rotaciones que incluyeron en el once a Alderweireld, Adrián y Diego Ribas. “Visto el resultado, sí”, contestó con sequedad. También se enojó Simeone cuando algún periodista repitió en el turno de preguntas. “¿Esto es una entrevista individual?”, se quejó antes de ordenar que preguntara el siguiente: “Otro”.

“Cuando el rival es mejor no hay nada que decir, esto es fútbol, un día juegas bien tú y otro día, el rival”, resumió el entrenador colchonero, que si en algo se extendió fue en delimitar el tiempo que según él, Osasuna fue claramente superior. “Hicieron 25 minutos importantes, muy buenos. Nos sorprendieron y no supimos encontrarnos. Empezamos bien con esa jugada de Filipe Luis que llegó hasta debajo del arco y luego ese disparo de Costa que pateó a la izquierda del portero. A partir de ahí, Osasuna empezó a empujar en la pelota parada con tres o cuatro córners seguidos y nos hizo daño. Después viene el segundo gol de media distancia”.

Simeone y Gracia, en la banda del Sadar ampliar foto
Simeone y Gracia, en la banda del Sadar EFE

No se encontró cómodo el Atlético en todo el primer tiempo. Se vio superado en intensidad, en los rechaces y terminó encajando un tercer gol que mató el partido. “No pudimos jugar de la manera que hubiésemos querido. Fue un partido bueno suyo y malo nuestro. Nos faltó jugar como solemos hacer, en el segundo tiempo el equipo levantó el nivel, aunque no encontramos el gol que nos hubiera metido en el partido”. Entre líneas, se le pudo leer a Simeone una crítica velada a ese pobre primer tiempo de los suyos: “Al menos, en la segunda mitad el equipo jugó el partido. Se puede perder y prefiero hacerlo como en ese periodo”.

Filipe Luis regresó a la competición después de tres semanas de baja. Como su entrenador, apuntó a la superioridad de Osasuna: “Nos hemos visto superados en muchas facetas, al principio han tenido seis o siete saques de esquina. Han sido mejores, han aprovechado una jugada de estrategia y ya con el tercer gol nos hemos venido abajo”. “No somos un equipo que encajemos muchos goles, y a remolque las cosas se ven diferentes. Es difícil jugarle a Osasuna con un 2-0 en contra tan rápido. Estamos tocados, este es un vestuario ganador, y perder duele mucho. Si no nos hacen ese gol de estrategia y llegamos empatados al descanso, a lo mejor el partido hubiera sido otro”, reconoció el lateral Juanfran.

Javi Gracia, el técnico de Osasuna, lucía la sonrisa del entrenador realizado por un partido casi perfecto de los suyos. Por El Sadar ya pasaron Barça y Madrid y no pudieron arrancar más de un empate. En la construcción de la victoria sobre el tercer candidato al título fue decisivo su concienzudo estudio de la estrategia del Atlético, que se vio sorprendido por la entrada libre de Cejudo en el segundo palo en el primer gol. “Estábamos alerta de sus jugadas tanto en ataque como en defensa. Como el Atlético marca en individual decidimos arrastrar al primer palo para que entrara por detrás Cejudo”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información