Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Komissarova no volverá a caminar tras su accidente en Sochi

La esquiadora rusa de estilo libre se rompió el 15 de febrero la duodécima vértebra dorsal en una caída durante un entrenamiento

Vladimir Putin visita Maria Komissarova tras ser operada Ampliar foto
Vladimir Putin visita Maria Komissarova tras ser operada REUTERS

La esquiadora rusa de estilo libre Maria Komissarova no volverá a caminar después de romperse la columna vertebral en una entrenamiento de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, según informó hoy la propia deportista a través de su cuenta de Instagram.

Komissarova, de 23 años, tiene paralizado su cuerpo de cintura para abajo. “Soy fuerte y sé que un día volveré a tenerme en pie”, afirmó la joven en la red social donde colgó también una foto de ella con su novio en la cama del hospital.

La esquiadora rusa se rompió el 15 de febrero la duodécima vértebra dorsal tras caerse entrenando y, tras ser operada de urgencia, fue trasladada a un hospital de Múnich. Vladimir Putin, que visitó a la atleta tras su accidente le aseguró que recibirá toda la ayuda médica que necesite en su proceso de recuperación.

La pista de esquí cross de 1.200 metros es una pendiente de media cancha que cuenta con giros, saltos, caídas y secciones planas. Los esquiadores corren por la pista en grupos de cuatro y es una prueba de velocidad, habilidad y agresividad siendo el ganador el primero que pase por la línea de meta. El accidente de Komissarova llegó dos días después de que un trabajador de pista fuese alcanzado por un bobsleigh, fracturándole las dos piernas.

La caída de Komissarova, que tiene como mejor resultado en su carrera deportiva un podio en Copa del mundo en 2012, fue el accidente más grave de un deportista en los Juegos de Sochi. Hace cuatro años, la muerte del georgiano Nodar Kumaritashvili en un accidente durante un entrenamiento el día de la ceremonia de apertura empañó los Juegos Olímpicos de invierno de Vancouver en 2010.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.