Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BETIS

“Ya no creo en nada”

Garrido no espera fichajes en el Betis y lamenta el caos del club

El entrenador del Betis Juan Carlos Garrido, durante la rueda de prensa de esta mañana Ampliar foto
El entrenador del Betis Juan Carlos Garrido, durante la rueda de prensa de esta mañana

No hay un día de serenidad en el Betis. El equipo se juega su pase a los cuartos de final de la Copa ante el Athletic en San Mamés y la comparecencia del entrenador, Juan Carlos Garrido, giró en torno a la situación institucional y deportiva del colista de la Liga.

El entrenador, que no ha cumplido con las expectativas deportivas depositadas en él después de sustituir a Pepe Mel el pasado 2 de diciembre, fue especialmente crítico con la política llevada a cabo en el Betis con los fichajes del mercado invernal.

Hemos perdido un mes de trabajo y se ha generado mucha inestabilidad

“En estos momentos, ya no creo en nada. Yo quería que los tres o cuatro fichajes de los que hablamos estuvieran con nosotros desde el pasado 28 de diciembre y solo ha llegado Leo Baptistao. Cada uno hará su interpretación más maliciosa o positiva de por qué no han venido más fichajes”, argumentó Garrido, quien denunció que desde que llegó al Betis ha tenido hasta tres jefes diferentes. “Yo primero me entendía con Vlada Stosic [anterior director deportivo], pero lo pusieron en la calle. Luego hablaba con el señor Bosch, que tampoco está. Ahora hablo con el presidente Miguel Guillén y creo que tener tres jefes en este periodo no es agradable en el día a día de un club profesional. Hemos perdido un mes de trabajo y se ha generado mucha inestabilidad”, añadió el preparador bético, quien gozaba de autoridad a la hora de elegir a los fichajes que debían llegar a entidad verdiblanca.

Ahora, estas atribuciones se le han retirado después de que trascendiera que su empresa de representación ha cobrado una comisión del Atlético por la operación de cesión de Leo Baptistao. Garrido respondió a esta cuestión. “No tengo nada que decir. Es una guerra en la que no voy a entrar, preguntad al Betis o al Atlético de Madrid. Siempre surgen guerras y no puedo estar constantemente desmintiendo informaciones. Lo que debo hacer es centrarme en el equipo que tengo. En el Betis hay una guerra cada día”, destacó el preparador verdiblanco.

El consejo bético ha paralizado la gestión de nuevos fichajes, como el caso del centrocampista argentino Erbes, y está peinando el mercado de entrenadores en busca de un nuevo revulsivo si Garrido, ya muy cuestionado por los dirigentes, no logra triunfos de manera urgente. Colista a siete puntos de la salvación, el Betis recibe el próximo sábado al Real Madrid (16.00) en una situación muy apurada.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información