Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NBA

La ruleta deja a Pau en los Lakers

Cleveland desiste del fichaje de Gasol y envía a Bynum a los Bulls, decididos a incorporar al madridista Mirotic

El traspasado Andrew Bynum defendido por Carlos Boozer Ampliar foto
El traspasado Andrew Bynum defendido por Carlos Boozer USA Today Sports

La efervescencia en torno a un inminente cambio de aires de Pau Gasol ha concluido, de momento, aunque nada se puede descartar puesto que el plazo marcado por la NBA no finaliza hasta el 20 de febrero. Pero la posibilidad que se antojaba más viable se ha visto frustrada porque Cleveland, el equipo con el que negociaban los Lakers, ha preferido enviar a Andrew Bynum a los Bulls de Chicago.

El equipo de Illinois recibirá a cambio a Luol Deng y tres futuras elecciones del draft. Concluyen de esta forma las negociaciones que mantuvieron los Cavaliers y los Lakers durante los últimos días, en las que se intentó el canje de Gasol por Bynum. Los de Cleveland se negaron en rotundo a incluir en la operación a un jugador como Dion Waiters —tras Irving, su segundo mejor anotador esta temporada, con 15,2 puntos de media—, además de una primera ronda de un futuro draft, como deseaban los Lakers.

Las especiales circunstancias de Bynum en Cleveland propiciaban la operación con los Lakers o con un equipo en similares circunstancias como los Bulls, que también sobrepasa el tope salarial y necesitaba aligerar su nómina. El pívot de los Cavaliers tenía un contrato que podía ser cortado antes del 7 de enero. Es decir, de ser traspasado, como es el caso, solo se le paga la parte garantizada del contrato, unos seis millones de dólares, de los 12,3 que tenía firmados para esta temporada. Entre eso, el ahorro por la diferencia que tenían que abonar por el contrato de Luol Deng, de 14,3 millones de dólares, y la disminución de la tasa de lujo que tenían que abonar por sobrepasar el tope salarial, los Bulls pueden llegar a ahorrarse unos 20 millones de dólares (14,6 millones de euros) gracias a la operación. De haber canjeado a Gasol por Bynum, la operación hubiera comportado un ahorro similar para los Lakers.

El mercado de fichajes cierra el 20 de febrero y el español queda libre a final de curso

Gasol, que esta temporada tiene firmado con los Lakers un contrato de 19,2 millones de dólares, 14 millones de euros, será agente libre cuando finalice el curso y podrá decidir entonces su propio futuro.

Los Bulls, que tienen lesionado para bastante tiempo a su jugador estrella, Derrick Rose, preparan un equipo para el futuro próximo en el que se incluye la posibilidad de incorporar al ala-pívot madridista Nikola Mirotic la próxima temporada. El equipo de Chicago posee los derechos del jugador montenegrino en la NBA, y debería negociar su salida del equipo madridista.

Representantes de los Bulls estuvieron en Madrid a mediados de diciembre y se reunieron con Mirotic y sus agentes. El problema de los Bulls es que la NBA solo permite que sus franquicias abonen en concepto de traspaso un máximo de 625.000 dólares, 458.000 euros. El jugador, elegido en el puesto 23 del draft de 2011 por los Rockets —que traspasaron sus derechos a Chicago—, tiene una cláusula de salida de 2,5 millones de euros para la NBA y 3,5 para los clubes europeos y, al tiempo que sopesa hacer las Américas, ya ha sido tanteado por el Madrid para proponerle la renovación. "Chicago está a lo suyo y yo estoy a lo mío. Estoy concentrado en el Madrid", dice Mirotic, mientras reconoce sentirse con "nivel para jugar en la NBA". "Quiero vivir el presente. No quiero meterme presión. Cuando acabe la temporada ya veremos. La decisión no está tomada".

El equipo de Chicago hizo saber su deseo de firmar la extensión del contrato de Luol Deng, pero el alero de Sudán y con pasaporte inglés no aceptó. Deng, de 28 años, promedia 19 puntos, 6,9 rebotes y 3,7 asistencias en los 23 partidos que ha disputado esta temporada y fue all star en 2012 y 2013. Durante las últimas seis semanas se perdió nueve partidos a causa de las lesiones.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.